En quince días se conocerán los nombres de los cuatro mejores equipos de Europa en la temporada 2018/2019. Los cuatro clubes que lucharán para sustituir al Real Madrid como dueño de 'La Orejona' después de que los blancos hayan ganado la Champions League en las tres últimas ediciones de la máxima competición continental.

Noticias relacionadas

Este martes fue el turno para Liverpool, Oporto, Manchester City y Tottenham. Los reds y los spurs han golpeado primero en sus respectivas casas, mientras que este miércoles les tocará salir al 'ruedo' a los otros equipos que llegaron a cuartos. El rival del Real Madrid en octavos, el Ajax de Ámsterdam, se enfrenta a la Juventus; mientras que el Barcelona jugará ante el Manchester United.

Este último duelo tendrá varios atractivos, pero si hay uno en el que se destapa todo el morbo es con Paul Pogba como gran protagonista. El centrocampista francés ha sido vinculado con el Barça durante las últimas temporadas e incluso se llegó a publicar en la Ciudad Condal que este sería el verano en el que por fin se viese a al futbolista enfundándose la elástica blaugrana.

Pogba, en el partido ante el West Ham. REUTERS

Sin embargo, el jugador quiere ponerse a las órdenes de Zinedine Zidane. El campeón del mundo con Les Bleus en Rusia el pasado verano está en la agenda del Real Madrid y tras Eden Hazard es el gran objetivo de cara a la próxima temporada. El mediocentro tiene una oportunidad inmejorable para ganarse a la que puede, y quiere, que sea su próxima hinchada.

Dejar sin Champions League al Barcelona o, lo que es lo mismo, a Piqué, Messi, Luis Suárez, Busquets y compañía sería un particular 'regalo de pedida' del internacional francés a la afición del Real Madrid. De conseguirlo, de dejar a los culés sin triplete, sin 'Orejona', Paul Pogba podría ser recibido con la alfombra roja en el Santiago Bernabéu. Algo que ya pasó hace años, con, precisamente, un viaje conocido del jugador.

Mourinho, el Inter y un KO al Barça

Corría la temporada 2009/2010 cuando Barcelona e Inter de Milán se enfrentaban en las semifinales de la Champions League. Entonces se produjo la famosa noche de los aspersores, en la José Mourinho reinó en el Camp Nou y se hizo así con el billete de la final de la máxima competición europea.

Después de esto llegaría 'La Orejona' conseguida por los nerazzurri en el Santiago Bernabéu y el posterior adiós de Mourinho a la escuadra italiana. The Special One acabaría después en el Real Madrid y con la afición de su lado en un inicio tras haber dejado KO al Barça.

Ahora Paul Pogba podría seguir los mismos pasos del entrenador con el que mantuvo una relación de lo más complicada en los meses finales del 2018. Ahí comenzó el principio del final del galo en Old Trafford. Pese a que con Solskjaer mantiene un vínculo cercano, el futbolista está decidido a emigrar al Real Madrid, donde espera conseguir ganar la Champions y el Balón de Oro. El jugador se siente preparado para el desafío blanco.

[Más información: El Manchester United de Pogba amenaza con ser el nuevo fantasma del Barça en la Champions]