"¿Desde cuando Modric es el mejor pasador, si ni siquiera da asistencias? Por no hablar de su Balón de Oro, no tiene ningún sentido. Ni mete goles ni da asistencias". Con estas palabras se refirió Radomir Antic a Luka Modric el pasado jueves 4 de abril.

Noticias relacionadas

El serbio, exentrenador del Real Madrid, el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, no dudo en desprestigiar al mediocentro croata, afirmando que no merecía el Balón de Oro pues apenas contribuía a los goles de su equipo.

Sin embargo, pasa y resulta que Antic está equivocado por dos sencillas razones. La primera, porque el fútbol se extiende más allá de los tantos marcados. Modric ha demostrado ser uno de los mejores centrocampistas del mundo en los últimos años, con un dominio innato de los tiempos y una visión de juego privilegiada.

Radomir Antic, exentrenador del Atlético. Foto: atleticodemadrid.com

Por otro, y trasladándolo al terreno de Antic, Modric sí participa en los goles de su equipo. Quizá no tanto como un delantero o un mediapunta -Antic hacía referencia e sus declaraciones anteriormente citadas a Kevin de Bruyne, cuando ni siquiera juega en la misma posición-, pero sí más que sus homónimos en Barça y Atleti.

Superior a casi todo el Barcelona

Modric ha firmado en lo que va de temporada cuatro goles y siete asistencias. Es decir, ha participado directamente en once goles. Comenzando por el conjunto azulgrana, el único que logra superar eso números es Ivan Rakitic. Compatriota de Luka, suma cinco tantos y nueve pases de gol.

Pasando por el resto de mediocentros del Barça, ninguno hace sombra a los números de Modric. Arthur suma únicamente dos asistencias; el prometedor Aleñá, cuatro tantos y un único pase de gol; Arturo Vidal, dos goles y cinco asistencias; y Rafinha, un solitario tanto.

Cierto es que en el último caso, el brasileño se ha perdido gran parte de la campaña por lesión, pero queda demostrado que pocos culés pueden presumir de los números de Modric. Un Modric que también se impone sobre los mediocentros del Atlético, Saúl ÑíguezKoke.

Modric en un Clásico

En este caso, la comparación tiene 'trampa', pues los dos colchoneros suelen ocupar posiciones mucho más adelantadas que el madridista, cuya posición en el esquema de Diego Pablo Simeone sería similar a la de Rodri Thomas -a quienes claramente supera en las estadísticas ofensivas.

Sea como sea, Saúl suma seis goles y tres asistencias, por lo que ha participado directamente en nueve tantos, dos menos que el croata. Su compañero Koke ha marcado cinco dianas y repartido seis pases de gol, siendo así el único que puede igualar los números de Modric a excepción de Rakitic en lo que a los tres grandes equipos españoles se refiere.

Y todo ello teniendo en cuenta que Modric no ha podido firmar su mejor temporada. Llegó destrozado físicamente del Mundial de Rusia 2018, pues no hay que olvidar que lideró a su selección hasta una sorprendente final pasando por varias prórrogas. Pese a ello, nunca dejó de dar la cara, y en cuanto ha podido estar al cien por cien físicamente, se ha visto que es de lo mejor del Real Madrid.

Números para desmentir ataques

De esta forma, si trasladamos la comparación a la temporada pasada, nos encontramos con que tan solo tres de los centrocampistas anteriormente citados pudieron superar los diez tantos en los que Modric estuvo implcado -dos goles y ocho asistencias: Koke y Saúl -quienes, como ya se ha mencionado, suelen ocupar posiciones más adelantadas-, y Aleñá, quien no hay que olvidar que por aquel entonces jugaba con el filial del Barça en Segunda B, una liga mucho menos exigente.

Modric no es el centrocampista más goleador o más asistente del mundo, pero sencillamente porque ese no es su rol. Su papel es más similar al que en su día ejercieron Xabi Alonso en el propio Madrid o Xavi Hernández en el Barcelona: ser la pieza clave por la que pasa todo el juego de su equipo. Pese a ello, los números demuestran que Antic ha 'patinado' con sus declaraciones.

[Más información: Modric se quita el sombrero ante Benzema: "¡Chapeau!"]