Pasada la media hora del partido la polémica llegó a Mestalla. El Valencia pidió penalti por una presunta mano de Álvaro Odriozola. El lateral vasco se encontraba dentro del área defendida por Keylor Navas y el esférico sí que impactó en su brazo. Pero no hubo pena máxima, ya que el defensa tenía la extremidad pegada totalmente al tronco.

Noticias relacionadas

El encuentro estaba transcurriendo sin demasiado revuelo. Hasta que en el minuto 34 el conjunto valenciano se acercó al área y pidió penalti. La grada se hizo eco de la acción y se volvió loca pidiendo pena máxima al colegiado. Sin embargo, la jugada no tuvo mayor importancia y siguió el juego.

Unos segundos después y en la misma jugada, pidieron lo mismo pero en esta ocasión, el protagonista era Sergio Ramos. Si en la anterior con Odriozola, si había tocado el brazo, en esta el balón dio en el pecho y no en la mano.

El Valencia da el primer golpe

Tan solo un minuto después de la polémica, el Valencia se adelantaba en el marcador por medio de Guedes. En el minuto 35, Soler jugaba con el portugués y éste la clavó con la derecha. Keylor no llega y los de Marcelino conseguían el primer tanto del encuentro.

[Más información en: Zidane sienta a Bale y apuesta por Asensio: siete cambios en el once]