Luka Jovic se ha convertido en las últimas horas en el gran protagonista del mercado de fichajes. El delantero centro serbio está firmando, a sus 21 años, una temporada magnífica en el Eintracht Fráncfort, conjunto con el que suma 22 goles y siete asistencias en 36 partidos esta campaña.

Noticias relacionadas

Lógicamente, tales números han llamado la atención de los clubes más grandes de Europa, y entre ellos está el Real Madrid. El director general del equipo blanco, José Ángel Sánchez, se reunió este jueves 28 de enero en Madrid con Fali Ramadani, agente del futbolista.

En dicho encuentro, Jovic fue ofrecido al conjunto merengue pese a tener un principio de acuerdo con el FC Barcelona. ¿Por qué? Pues sencillamente por la entrada de Antoine Griezmann en el mercado. El francés podría abandonar el Atlético de Madrid a final de temporada, y el Barça ya estuvo tras sus pasos el pasado verano.

Deseado por toda Europa

Tal interés en el galo genera dudas en Jovic, quien es bien conocedor de la multitudinaria puja que se ha formado en torno a su figura. Como ya se ha mencionado, medio continente sueña con hacerse con sus servicios, entre los que destacan el Bayern Múnich, el Arsenal, el Chelsea, el Manchester City, el Manchester United, el Inter de Milán, el Milan o el Nápoles.

No obstante, el Barcelona sigue manteniéndose en la pole. El club azulgrana ha seguido en directo varios partidos del jugador, siendo los más recientes el que enfrentó al Inter con el Eintracht en Europa League o a las selecciones de Portugal Serbia -aunque Jovic no jugó este último encuentro-. Además, varios directivos culés como Eric AbidalPep Segura Ramón Planes.

El Real Madrid, por su parte, únicamente ha pedido estar al tanto de la situación. Los merengues no quieren dar pasos en falso, y saben que los alemanes van a aprovechar todo este interés para llevarse una jugosa cantidad. Y es que cabe recordar que el futbolista no es de su propiedad, sino que está cedido por el Benfica.

Jovic celebra un gol con el Eintracht Frankfurt Reuters

Venta millonaria

Sin embargo, el Eintracht se reservó una opción de compra de ocho millones de euros, la cual harán efectiva a final de temporada. Una vez hecho esto, el conjunto portugués se reserva el 20% de los ingresos que se produzcan tras una futura venta. Y es en este movimiento donde el club germano ansía conseguir alrededor de 80 millones de euros por el goleador.

Un goleador que es precisamente la figura que busca el Madrid. Zinedine Zidane ha sido claro con sus deseos: quiere un '9' que le compita el puesto a Karim Benzema. Otro candidato que se maneja para tal propósito es Robert Lewandowski, a quien, tal y como adelantó EL BERNABÉU, el Madrid sigue de cerca.

La salida del polaco podría provocar un 'efecto dominó', pues entonces el Bayern necesitaría un ariete -pese a que podrían tener cerrado a Timo Werner-, y teniendo en cuenta la buena relación entre su entrenador, Niko Kovac, y Jovic, con quien coincidió la pasada temporada, no es descartable esta opción.

Una nueva batalla Madrid-Barça

Sea como sea, el Real Madrid se mantiene a la espera. Como ya se ha dicho, la reunión con Ramadani fue meramente informativa. Jovic se ha convertido, por méritos propios, en uno de los 'diamantes en bruto' más cotizados del planeta, y desde Concha Espina no le pierden de vista.

Eso sí, la llegada del serbio a la capital española supondría un nuevo golpe de efecto sobre un Barça que ya ha vivido como los blancos se le adelantaban en varios traspasos. Los azulgranas necesitan urgentemente un recambio parea Luis Suárez, quien a sus 32 años poco le queda al máximo nivel.

El conjunto catalán ya tuvo que acudir al mercado invernal para lograr un mero 'parche' como es Kevin Prince Boateng, pero se arriesgan a perder a su gran deseo. Desde Mateo Kovacic hasta Vinicius Junior, Jovic podría convertirse en el último motivo de la batalla que mantienen madridistas y azulgranas no solo en los terrenos de juego, sino también fuera de los mismos.

[Más información: Los pilares del Real Madrid condicionan los fichajes en verano]