El pasado 11 de marzo, tras presentar a Zinedine Zidane como nuevo entrenador del Real Madrid, Florentino Pérez dejó abierta la puerta a la llegada de Neymar (27 años, Brasil) o Kylian Mbappé (20 años, Francia). Fue la primera vez que el presidente blanco se refirió públicamente en esos términos a las dos estrellas del PSG.

Noticias relacionadas

"Es francés y se lleva bien con Mbappé, podría hacer algo...", aseguró el máximo mandatario merengue al ser preguntado sobre si el regreso de Zidane podría ayudar a fichar a su compatriota. Además, no se mojó al elegir entre el galo o Neymar. "Los dos", afirmó. Florentino Pérez, muy cuidadoso siempre en sus declaraciones, lanzó así su particular guiño a ambos futbolistas

Un guante que parece haber recogido tanto Neymar como Mbappé. El brasileño, tal y como adelantó EL BERNABÉU, espera una llamada del club blanco porque quiere regresar a España. Por su parte, el francés, que había mostrado su confianza en el proyecto del PSG, ya no está tan seguro de su continuidad e incluso un familiar suyo confirmó que el crack se ve "jugando en el Real Madrid". 

La maquinaria merengue para los fichajes de verano ya está en marcha desde la eliminación ante el Ajax en la Champions. La primera incorporación de cara al próximo curso fue Militao, aunque el acuerdo estaba cerrado ya de antes. Por su parte, Hazard está muy cerca y su llegada debería ser la siguiente en confirmarse.

Pero sin lugar a dudas, el gran reto del Real Madrid para este verano sería el de poder firmar a Mbappé o Neymar. El galo siempre se ha visto como una opción completamente imposible.

El Real Madrid desmiente la 'Operación Mbappé'

Hay una serie de claves que han hecho que Mbappé ganara enteros últimamente como posible fichaje del Real Madrid. Sin embargo, en el club blanco califican la operación desvelada por France Football como "irreal" y aseguran que no preparan "ninguna oferta".

De hecho, el Real Madrid no quiere ningún malentendido con el PSG y, tal como ocurriera con Neymar en el pasado, nunca interferirá en la relación del conjunto francés con ninguna estrella. Sin embargo, esa puerta mínimamente abierta se debe más a las dudas de Mbappé que a cualquier movimiento, que no ha habido, de la entidad merengue.

Según puede confirmar EL BERNABÉU, el club blanco está trabajando en la actualidad en otras opciones de su lista como Hazard o Pogba. No obstante, el equipo blanco se mantiene muy atento al mercado y a cualquier cambio que pudiera haber en la situación de los grandes cracks, y lógicamente Mbappé y Neymar están entre ellos. 

Kylian Mbappé, en la gala del Balón de Oro Reuters

Los motivos de las dudas de Mbappé

  • El fracaso del PSG en Champions
  • Quiere ganar un Balón de Oro
  • El Madrid busca un jugador franquicia
  • El regreso de Zidane

La eliminación en octavos de final de la Champions ha sido un duro mazazo para Mbappé. Por segundo año consecutivo, el conjunto galo fracasaba en la máxima competición continental de forma estrepitosa a las primeras de cambio. 

En un principio, Mbappé salió para alejar los rumores sobre una posible salida. No era el momento, el caso es que después de un tiempo de reflexión sabe que la Ligue-1 se le queda pequeña y que al PSG le falta experiencia y competitividad en la competición continental más importante. Todo lo contrario que al Real Madrid, que ha ganado cuatro de las últimas cinco. 

Uno de los grandes objetivos de Mbappé es ser el mejor jugador del mundo y ganar el Balón de Oro. Sabe que, precisamente, ese fracaso en la Champions le ha eliminado de la carrera por el de 2019. Incluso es de la opinión de que con otra actuación en el torneo más importante de clubes el pasado año, hubiera sido reconocido con los premios individuales en lugar de Modric.

El joven Kylian sabe que el Real Madrid es el mejor lugar posible para ganar el Balón de Oro, ya que lucharía de tú a tú con Leo Messi y estaría en el mejor equipo de la historia. 

Otro punto clave para que se haya abierto mínimamente la posibilidad de ver a Mbappé de blanco es la vuelta de Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid. El entrenador mantiene una gran relación con el crack del PSG y ya intentó su contratación antes de que firmara por el conjunto parisino. 

Para Zidane, Mbappé es una de las grandes joyas de la actualidad. Ambos se conocieron cuando el futbolista era solo un niño. Si alguien puede sacar al mejor actual francés del momento de la Ligue-1, ese es Zizou. 

Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, el club blanco tiene libre el puesto de jugador franquicia. Ese líder dentro y fuera del campo. Aquí entra también en juego el marketing, por ejemplo. Mbappé, al igual que Neymar, es uno de los pocos futbolistas que puede tener ese rol.

El francés sabe que este verano es una oportunidad única para recalar en el Real Madrid y por eso ya no tiene segura su continuidad en el PSG. Dejó escapar un vez el tren blanco y hacerlo por una segunda vez podría ser definitivo. Quizá no esperaba que volviera a pasar tan rápido, pero las circunstancias se han dado así. 

Si Mbappé decide finalmente dar el paso y abandonar el PSG, el club galo tendría un grave problema. Al-Khelaifi sabe que el francés no es Neymar y que no sería una cuestión económica. Todo dependerá de lo que esté dispuesto a hacer el jugador para salir, aunque en cualquier caso sería una situación difícil para la entidad parisina.

El caso de Mbappé es distinto al de Verratti o Rabiot al ser una estrella mundial y actual líder del proyecto. Ahí está Cristiano Ronaldo, que abandonó el Real Madrid por propia voluntad y el club blanco tuvo que facilitar su salida a la Juventus

Hay (muy pocas) opciones para el fichaje de Mbappé, que por mínimas que sean ya son más que las que había hace escasas semanas. Todo puede pasar cuando están por medio el Real Madrid y Florentino Pérez. Una operación altamente difícil, una misión ahora (casi) imposible.