Courtois, durante un calentamiento en el Santiago Bernabéu

Courtois, durante un calentamiento en el Santiago Bernabéu JUAN MEDINA Thomson Reuters

Fútbol REAL MADRID

Examen del Real Madrid a Thibaut Courtois hasta final de temporada

El portero belga atraviesa su peor momento como jugador blanco, pero tiene ante sí once oportunidades para ganarse la confianza de Zidane.

Noticias relacionadas

Thibaut Courtois no atraviesa su mejor momento. El portero belga fue la gran apuesta de Real Madrid para su portería tras los numerosos rumores que relacionaban a los blancos con otros guardametas como David de GeaKepa Arrizabalaga.

El hecho de que a su contrato con el Chelsea finalizara al cabo de un año provocó que el conjunto blanco lograra llevarse al mejor portero del Mundial de Rusia 2018 ese mismo verano por tan solo 35 millones de euros.

Tras un periodo de adaptación, los inicios de Courtois no pudieron ser más ilusionantes. Debutó con la camiseta merengue el 1 de septiembre de 2018, en el partido ante el Leganés correspondiente a la jornada 3 de La Liga. Pese a que encajó un gol, el Madrid se impuso por un contundente 4-1.

Courtois posa junto a Florentino Pérez

Courtois posa junto a Florentino Pérez

Desde ese instante, Courtois encadenó ni más ni menos que 22 partidos consecutivos como titular y disputando los 90 minutos entre Liga, Champions LeagueMundial de Clubes. El belga desplazó a Keylor Navas, presente en los últimos títulos del club, al discreto plano de la Copa del Rey.

E incluso en dicha competición llegó a tener minutos, disputando el partido de ida de los cuartos de final ante el Girona. Por su parte, en el torneo liguero tan solo se perdió el duelo contra el Real Betis por una lesión de cadera.

La vida le sonreía a Courtois, a quien poco se le podía achacar los más de treinta goles encajados, pues el Madrid defensivamente atravesaba una crisis muy seria -fue incapaz de dejar su portería a cero en hasta cinco encuentros consecutivos-.

Punto crítico

Pero todo cambió el 5 de marzo de 2019. El Real Madrid cayó estrepitosamente ante el Ajax de Amsterdam por 1-4 en el Santiago Bernabéu, tras haber ganado 1-2 en la ida, y se despedía de la Champions en octavos de final, algo inaudito desde la temporada 2009/10.

Courtois fue uno de los señalados tras su grave error en el cuarto gol de los holandeses. Un disparo de falta directa de Schöne que el belga, adelantado, 'se comió'. El hecho de haberse despedido de La Liga apenas unos días antes tras caer frente al FC Barcelona de nuevo en feudo blanco no mejoró las cosas.

Courtois, con las manos en la cabeza

Courtois, con las manos en la cabeza REUTERS

Courtois estaba en el ojo de huracán. No transmitía esa seguridad tan característica suya bajo palos, y para colmo, las polémicas extradeportivas azotaban su vida. Le llegada de Zinedine Zidane supuso un soplo de aire fresco para una afición hundida, y todos los ojos estaban puestos en cómo el nuevo entrenador cambiaría el equipo.

Las cosas no pudieron ser peores para Courtois. Sin ton ni son, el francés relegó al belga al banquillo y dio a Keylor Navas su cuarta titularidad en Liga, la primera desde el citado 13 de enero. Entonces, nuevamente, todos los críticos señalaron a Courtois.

Once oportunidades

El portero volvió a errar con su selección en el partido de clasificación para la Eurocopa 202 ante Rusia. Finalmente estalló: "Me sigo considerando uno de los mejores, a pesar de que la prensa española quiera matarme. Me siento muy fuerte, estoy tranquilo porque entreno bien y juego bien".

Fue un golpe sobre la mesa para un portero que desde siempre ha mostrado una fuerte mentalidad. No en vano, sin haber llegado a cumplir los veinte años, se consolidó como titular en el que posiblemente haya sido el mejor Atlético de Madrid de la historia.

Courtois, con la selección de Bélgica. Foto: Twitter (@thibautcourtois)

Courtois, con la selección de Bélgica. Foto: Twitter (@thibautcourtois)

Tres años después hizo lo propio con el Chelsea, y ahora su objetivo es bien claro: convertirse en el portero de la próxima década para el Real Madrid. No lo tendrá fácil, pues Zidane siempre ha confiado en Keylor, los retos no le asustan.

Courtois tiene ante sí once partidos: otro con su selección y diez de Liga. Once partidos que se traducen en once oportunidades. Un desafío para silenciar las críticas, convencer a Zidane -y a la afición- y recuperar ese puesto, ese trono, que nunca debería haber perdido.

[Más información: Courtois: "Haré todo lo posible para llevar el éxito a este hermoso club"]