L'Équipe lanzaba la noticia bomba: el Raphaël Varane meditaba salir del Real Madrid en verano. El central se encuentra concentrado con la selección de Francia en Clairefontaine para los partidos de clasificación para la Eurocopa 2020. Con Les Bleus se proclamó campeón del mundo en Rusia el pasado verano. Un broche de oro al año 2018, en el que el defensa de 25 años -cumple 26 en abril- completaba un palmarés con el que muchos veteranos solo llegan a soñar.

Noticias relacionadas

Pese a su edad, Varane puede presumir de haber ganado prácticamente todos los títulos, ya que el único que se le resiste es la Eurocopa, para la que Francia es una de las grandes favoritas el próximo año. Desde su llegada al Santiago Bernabéu apenas cumplida la mayoría de edad, el central galo se ha asentado en el once de gala del Real Madrid.

Desde hace ya varios años su nombre ha sido vinculado, de forma especial, con el Manchester United. Sobre todo cuando el banquillo de Old Trafford era ocupado por José Mourinho. Ahora es el Paris Saint-Germain el que se ha unido con fuerza a la lista de pretendientes del defensa merengue. Precisamente, se especula con que Mourinho sea el próximo entrenador del PSG después de que Zinedine Zidane fuese elegido por el Real Madrid en relevo de Solari.

Varane se lamenta de una ocasión fallada REUTERS

La cuestión es: ¿qué motivos tiene Raphaël Varane para apostar por su continuidad en el club de Concha Espina? De cara tiene la llegada al banquillo madridista de Zidane, quien siempre apostó por él. El técnico francés fue uno de los artífices del fichaje del, por entonces desconocido, defensa cuando militaba en las filas del Lens. Al principio lo tuvo complicado con la presencia de Pepe, pero una vez el internacional portugués se fue, él formó pareja de forma habitual con Sergio Ramos en el centro de la zaga.

A comienzos de la pasada temporada, el Real Madrid demostró su gran confianza en él cuando le renovaron su contrato hasta el año 2022. Todo ello después que desde Manchester se insistiese con incorporarle a las filas de los diablos rojos. Esa confianza es un pro para pensar en continuar haciendo historia en el rey de Europa, pero también saber que en el club blanco se tienen más opciones de ganar los grandes títulos.

La seducción de nuevos retos

En la otra cara de la moneda está el haberlo ganado todo con el Real Madrid y con su edad querer tener ante sí un nuevo desafío. El central francés sabe que debe llegar a un acuerdo con el club si de verdad quiere salir, ya que su cláusula de 500 millones es prohibitiva. En el Santiago Bernabéu comenzaron ya a blindar a sus jugadores viendo lo que esta ocurriendo a lo largo y ancho del Viejo Continente.

Raphaël Varane Reuters

Los millones de clubes como el PSG o el Manchester City pusieron en alerta en su día al Real Madrid. Desde entonces las cláusulas de rescisión son de locura y la salida de un crack blanco solo es factible si el propio futbolista y el conjunto de Chamartín llegasen a un acuerdo que satisfaga a ambas partes. Pero no solo eso, sino que las críticas también podrían haber hecho mella en Raphaël Varane.

El bajo rendimiento del defensa durante al 2018/2019 también le han hecho merecedor de algunas críticas este curso. El bajón del Real Madrid ha sido global, salvo excepciones como las de Vinicius Júnior, Benzema, Modric o Reguilón. Sin embargo, eso no ha impedido que Varane haya sido pieza indispensable tanto para Julen Lopetegui como para Solari. Y es que habla por sí sola la importancia del futbolista en el equipo cuando se habla de un jugador que ya ha superado la barrera de los tres mil minutos (3.055).

[Más información: Varane medita su futuro: duda si continuar o no en el Real Madrid]