Zinedine Zidane, Bale, Vinicius Junior y Rodrygo

Zinedine Zidane, Bale, Vinicius Junior y Rodrygo

Fútbol REAL MADRID

De Bale a Rodrygo: el puzle de Zidane con la delantera del Real Madrid

Con la presumible llegada de nuevos fichajes, el conjunto blanco deberá deshacerse de varios jugadores para evitar la sobrepoblación en la parcela ofensiva.

El Real Madrid planea una importante renovación en el próximo mercado de fichajes. Tras una temporada decepcionante, el regreso de Zinedine Zidane al banquillo ha traído la calma necesaria tras quedarse sin opciones de ganar ningún título en apenas una semana.

Sin embargo, el técnico francés tiene una petición clara: reforzar al equipo. Especialmente necesario es reforzar la delantera tras la salida del gran referente del club en la última década, Cristiano Ronaldo. Es por ello que la directiva merengue planea dos fichajes: un delantero centro y un 'galáctico'.

Mbappé, Hazard y Neymar

Mbappé, Hazard y Neymar

Para éste último cobran gran importancia Eden Hazard -que cada vez está más cerca-, Kylian Mbappé -el más deseado por la afición- y Neymar -cuya salida del PSG rumbo a la capital blanca depende de él mismo-. En el caso del nueve, la lista se amplía a muchos más opciones.

Pero pasa y resulta que, pese a los malos números, el Real Madrid ya cuenta con numerosos nombres en la delantera. Ni más ni menos que seis jugadores para tres posiciones, además de otros tres que están por llegar. El futuro de cada uno de ellos es muy dispar, pasando de no contar de cara a la próxima campaña a ser imprescindibles.

Con pie y medio fuera de club

Curiosamente, los dos jugadores que más opciones tienen de salir en verano ocupan el mismo puesto: la banda derecha. Se trata ni más ni menos que de Gareth Bale y Lucas Vázquez.

El caso del galés es el más claro. El fichaje más caro de la historia del Madrid no ha rendido como se esperaba. Las lesiones y la irregularidad han impedido que se consolide como el heredero del portugués, y su salida se da casi por hecha.

Eso sí, el Real Madrid no piensa regalarlo, y ya ha avisado a sus numerosos pretendientes -Manchester UnitedBayern Múnich...- que espera al menos los cien millones que pagó por él en el verano de 2013.

Lucas Vázquez, durante el entrenamiento del Real Madrid

Lucas Vázquez, durante el entrenamiento del Real Madrid

Por su parte, el futuro de Lucas Vázquez es más incierto. El gallego se consolidó como titular con Santiago Solari, quien valoraba su trabajo y compromiso defensivo por encima de la calidad de otros tantos futbolistas.

Pero la llegada de refuerzos como los citados Hazard o Neymar producirían una sobrepoblación en las bandas que podría acabar con el gallego saliendo del club en el que se formó.

Imprescindibles

En el caso opuesto encontramos tres nombres, dos de ellos con más peso aún. El primero de ellos es Karim Benzema. Tras una pasada temporada decepcionante, y con media afición pidiendo su venta, el delantero francés dio un paso adelante tras la marcha de su socio Cristiano, y se consolidó como líder del equipo.

Su gran temporada, acompañada de goles, asistencias y jugadas exquisitas, ha sido de lo poco salvable del equipo. El regreso de Zidane, así como la posibilidad de encajar como segundo punta ante la llegada de otro ariete, no hacen sino acrecentar el pensamiento de que Benzema seguirá en el Madrid mucho más tiempo.

Karim Benzema tras una gran ocasión del Real Madrid no aprovechada

Karim Benzema tras una gran ocasión del Real Madrid no aprovechada REUTERS

Vinicius Junior ha sido la otra gran sensación de la campaña. Muchos dudaban del jovencísimo extremo brasileño, por el que el Real Madrid pagó 45 millones de euros al Flamengo, pero las críticas pronto se convirtieron en elogios.

Su descaro y capacidad para levantar a la afición le han convertido, a sus 18 años y hasta la lesión que sufrió contra el Ajax, en titular indiscutible, y no parece dispuesto a renunciar a esta oportunidad. El futuro es suyo.

Asensio protesta al árbitro una decisión

Asensio protesta al árbitro una decisión REUTERS

Por último se encuentra Marco Asensio. El caso del balear es algo diferente, pues hasta la llegada de Zidane estaba en la lista de posibles ventas. A sus 22 años, y tras dos temporadas en las que maravilló a propios y extraños, el extremo bajó notablemente su nivel, siendo incapaz de liderar al equipo cuando se le pedía.

No obstante, la vuelta de Zizou le ha sacado del ostracismo. Ante el Celta de Vigo firmó un auténtico partidazo, y todo apunta a que volverá a ser pieza fundamental eh los planes del técnico.

Las incógnitas

En el último apartado se encuentran aquellos jugadores cuyo futuro es, a día de hoy, completamente desconocido. De estos, el único que actualmente está en la plantilla es Mariano Díaz. El hispano-dominicano fue la apuesta del Madrid para aportar los goles que se necesitaban, pero apenas ha gozado de oportunidades.

Se desconoce todavía si Zidane contará con él o si, con la llegada de otro nueve, deberá salir como ya hizo en su día al Olympique de Lyon. A sus 25 años, una cesión parece completamente descartable.

Mariano Díaz celebra su gol al Alavés

Mariano Díaz celebra su gol al Alavés REUTERS

Precisamente ese destino sería el que podría tener Borja Mayoral. El delantero madrileño no ha terminado de cuajar en el Levante, conjunto en el que alterna titularidades y goles con suplencias. Todavía tiene 21 años, por lo que el margen de mejora es amplio.

Borja Mayoral, delantero del Levante, durante el partido de Copa contra el Barça

Borja Mayoral, delantero del Levante, durante el partido de Copa contra el Barça EFE

Caso radicalmente opuesto es el que completa la terna de canteranos: Raúl de Tomás. El madrileño está siendo la gran estrella de un Rayo Vallecano en horas bajas, pero la citada sobrepoblación de atacantes y su edad -24 años- podrían llevar al Madrid a una venta definitiva.

Raúl de Tomás celebra uno de sus goles.

Raúl de Tomás celebra uno de sus goles. EFE

Y finalmente se encuentra Rodrygo. El extremo brasileño llegará este verano procedente del Santos a cambio de 45 millones de euros. Una nueva apuesta tras la de Vinicius, y con condiciones de sobra para igualar el éxito de su compatriota. 

Tiene únicamente 18 años, y el club blanco quiere que haga la pretemporada para poder evaluar una cesión o que se haga un hueco en el primer equipo. Lo que queda completamente descartado es que pase por el filial, el Castilla.

[Más información: El Real Madrid avisa al Bayern y a la Premier: Bale no se regala]