Zidane en su regreso al banquillo del Real Madrid

Zidane en su regreso al banquillo del Real Madrid REUTERS

Fútbol REAL MADRID 2-0 CELTA

El Real Madrid recupera la sonrisa con Zidane y los renacidos Isco y Bale

El técnico francés apostó por la vieja guardia en su retorno al banquillo del Santiago Bernabéu y el conjunto blanco se llevó el triunfo ante el Celta. 

El Real Madrid ya gana con Zinedine Zidane. El regreso del francés al Santiago Bernabéu fue una tarde feliz para el madridismo, que vio a un equipo muy serio y que maduró el partido hasta que encontró el gol en la segunda parte. Zizou ya tiene la primera de las once victorias que busca para finalizar la temporada. [Narración y estadísticas: Real Madrid 2-0 Celta]

Además, Zidane recuperó para la causa a los pesos pesados de su anterior etapa y a una afición entregada al galo desde que su nombre fue anunciado por megafonía como entrenador del Real Madrid. La intención del técnico era la de comenzar de cero y así lo hizo ante un Celta necesitado de puntos y que apenas inquietó al conjunto merengue. 

Isco y Bale fueron los goleadores para firmar un día de paz en el Santiago Bernabéu. El club, el equipo y la afición recuperaron la ilusión de golpe. Las dianas de dos de los perdonados sirven para poner otra vez en valor esa mano izquierda que siempre le ha funcionado tan bien al francés y que tan buenos réditos deportivos ha dado al Real Madrid en los últimos años. 

Zidane apostó por la vieja guardia en su vuelta al banquillo del Real Madrid. El francés devolvió la titularidad al señalado Marcelo, al expedientado Isco y al desplazado Bale. Pero sin duda, la gran sorpresa fue el regreso de Keylor Navas a la portería en detrimento de Thibaut Courtois. El belga, que había sido el guardameta de La Liga, vio así cómo perdió su sitio en el reestreno del técnico galo.

Para el que no comenzó bien el encuentro fue para el Celta, que a la primera de cambio perdía a Juncá por lesión. Fran Escribá tenía que recomponer su defensa dando entrada a Hoedt. Además, el Real Madrid dominaba el ritmo y creaba ocasiones, sobre todo, con centros laterales en busca de un cabeceador. Sin embargo, la primera gran oportunidad del partido llegaría en el área merengue, precisamente, con un testarazo.

Maxi Gómez obligó a lucirse a Keylor Navas. El tico sacó una buena mano para evitar que el conjunto celeste, de morado en el Santiago Bernabéu, se adelantara en el marcador. Respondió el Madrid con más control y con un buen disparo lejano de Kroos que se marchó fuera por poco. Los blancos rozarían el gol pasada la media hora con un tiro acrobático de Bale que golpeó en el larguero. Intento de chilena de Benzema y el galés remata de primeras, pero el palo escupe la pelota. 

Las urgencias del Celta habían sido contrarrestadas con la seriedad del equipo de Zidane. Por la primera parte vista en Santiago Bernabéu nadie diría que este es el mismo conjunto y prácticamente los mismos jugadores que fueron goleados en casa por el Ajax o a los que el Valladolid sobrepasó en los compases iniciales del duelo vivido en el José Zorrilla hace tan solo seis días. 

A pesar de todo, al Real Madrid le seguía faltando el gol que le condenó, por ejemplo, contra el Barcelona en Copa. No 'mataba' el equipo merengue ante un Celta que no creaba peligro, pero que seguía muy vivo en el partido. Sí conseguiría batir Modric a Rubén Blanco en el minuto 56 con un disparo mordido, pero Varane y Ramos se encuentran en fuera de juego y en la trayectoria del balón. Martínez Munuera, tras revisarlo en el VAR, decidió anular el tanto después de varios minutos de indecisión.

La reconciliación con Isco y Bale

Sí subiría al luminoso el gol de Isco en el minuto 62. Centro raso al corazón del área pequeña de Benzema y el malagueño que se adelanta a la zaga para poner el 1-0. Reconciliación total de 'Magia' con el Santiago Bernabéu y con el Real Madrid en general. Zidane, nada más celebrar Isco su tanto, decidió darle descanso y que entrara en su lugar Ceballos. El abrazo en el que se fundieron el técnico y el futbolista fue más que un gesto. 

Isco celebra el primer gol del Real Madrid ante el Celta

Isco celebra el primer gol del Real Madrid ante el Celta REUTERS

También quería hacer las paces con la afición un Bale que se marcó una jugada maradoniana, pero que terminó tirando flojo con la pierna derecha ante Rubén Blanco. El galés lo intentaba, aunque a veces ese ímpetu se convertía en un exceso de individualismo. Sin embargo, conseguiría su ansiado gol en el minuto 77. Marcelo cede para el '11' y el de Cardiff la pone pegada al palo. Sonreía Gareth y el Real Madrid que iniciaba la segunda etapa de Zidane con victoria. 

El final del encuentro fue tranquilo para un equipo blanco que recuperó la felicidad y que quiere mirar a la próxima temporada mientras acumula victorias en el tramo final de La Liga. Zidane volvió y con él las paradas de Keylor Navas y los goles de Isco y Bale. 

Real Madrid 2-0 Celta

Real Madrid: Navas; Odriozola, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Modric (Valverde, 77'), Kroos, Isco (Ceballos, 64'); Bale, Benzema (Mariano, 82') y Asensio.

Celta: Rubén Blanco; Kevin V., David Costas, Araujo Razo, Juncà (Hoedt, 4'); Okay (F. Beltrán, 77'), Lobotka; Sisto, B. Méndez, Boufal (Hjulsager, 68') y M. Gómez.

Goles: 1-0, 63' Isco; 2-0, 77' Bale.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité Murciano). Amonestó a Bale (45').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 28 de La Liga que se disputó en el Estadio Santiago Bernabéu (Madrid) ante 65.054 espectadores.