Christian Eriksen se ha convertido en uno de los favoritos para convertirse en una de las caras nuevas del Real Madrid 2019/2020. El futbolista lleva ya varios años siendo relacionado con el club blanco, aunque el Tottenham le ha colocado como una de sus piezas claves de su equipo. Sin embargo, el jugador se ha negado a renovar en varias ocasiones y ahora las puertas del Santiago Bernabéu se abren para él.

Noticias relacionadas

Este verano puede ser el definitivo. Eriksen llegaría como el perfecto relevo generacional para un Luka Modric que a sus 33 años -cumplirá 34 el próximo mes de septiembre- ha entrado en la recta final de su sobresaliente carrera. El centrocampista croata ha sido un pilar para el Real Madrid desde su llegada. Precisamente, el futbolista también militó en el conjunto londinense antes de vestir la elástica merengue.

Modric necesitará cada vez un mayor descanso, pero el actual Balón de Oro ha reconocido que su sueño es colgar las botas como madridista. "Estoy contento y no tengo ninguna presión ni preocupación por nada, estoy muy tranquilo al respecto -sobre su futuro y posible renovación-. A la afición le puedo decir que estoy feliz como el primer día y eso no va a cambiar, yo quiero seguir aquí", aseguraba el pasado mes de enero el futbolista.

Modric intenta evitar la entrada de Dembelé REUTERS

Eriksen se convertiría en un relevo de lujo para Luka Modric. El internacional por Dinamarca con 27 años está en pleno inicio de su madurez futbolística. El jugador finaliza su actual contrato con los spurs en el 2020. El pasado verano, el Tottenham no hizo ningún movimiento en el mercado estival, confiando así en un bloque liderado por el propio centrocampista, Harry Kane o Dele Alli.

El Tottenham ha intentado prolongar el actual vínculo que le une con Christian Eriksen. Pero el jugador no ha aceptado ninguna de ellas. De continuar sin renovar, el club de Londres deberá vender al futbolista a un precio de mercado -alejado de esos precios prohibitivos que suele barajar Levy- o arriesgarse a ver salir a uno de sus mejores futbolistas de forma libre durante el verano del año 2020.

Eriksen se encuentra en una misma tesitura en la que ya estuvo por ejemplo Toni Kroos, quien llegó al Santiago Bernabéu a cambio de tan solo 25 millones de euros tras el Mundial de 2014. En una situación similar a la del danés también está Eden Hazard. El futbolista del Chelsea es el gran favorito para convertirse en el nuevo galáctico del Real Madrid 2019/2020.

Un futuro abierto

El agente del jugador, Martin Schoots, no cierra la puerta a la salida de Eriksen del Tottenham. Sin embargo, ha pospuesto recientemente cualquier decisión sobre el futuro del jugador hasta el final de la presente campaña. Algo que no es la primera vez que apunta, pero que ha querido poner de relieve otra vez tras los últimos rumores sobre su representado.

Christian Eriksen, en un partido del Tottenham Reuters

Aquí también entra en juego el factor Zinedine Zidane. Christian Eriksen podría crecer bajo las órdenes del entrenador francés, quien es el mejor centrocampista de la historia del fútbol moderno. Muchos son los jugadores que sueñan con aprender al cobijo del galo, quien ha devuelto la ilusión al madridismo tan solo con ser presentado. Todo ello después de una mala temporada en la que se ha dicho adiós a la Copa del Rey y a la Champions League en el mes de marzo.

El Real Madrid supondría para Eriksen dar el definitivo salto de calidad. El trece veces campeón de Europa es el sueño de cualquier futbolista. Un paso a la élite mundial. Algo que está más cerca que lejos para un jugador que quiere más, que quiere hacer historia. 

[Más información: El agente de Eriksen rehuye el interés del Real Madrid: "Solo está centrado en jugar"]