El Real Madrid está en plena búsqueda de un nuevo técnico. El experimento de Santiago Solari tras la destitución de Julen Lopetegui ha resultado en una auténtica decepción. En pleno mes de marzo, a falta de tres meses para acabar la temporada, el conjunto blanco está prácticamente sin opciones en ninguna de las tres competiciones.

Eliminados en semifinales de la Copa del Rey, ídem en octavos de final de la Champions League y a doce puntos del líder de La Liga. La renovación del proyecto pasa por una cara nueva en el banquillo, y dos son los objetivos más visibles: José Mourinho y Zinédine Zidane.

Ambos compartes ciertas similitudes, como haber devuelto al Madrid a lo más grande. Cabe recordar que con Mourinho se encadenaron tres semifinales de Champions seguidas después de seis años cayendo en octavos, además de 'arrebatarle' una Liga, una Copa y una Supercopa de España al que posiblemente haya sido el mejor Barça de la historia.

Zidane y Mourinho

Por otro lado, el legado de 'Zizou' es inolvidable: tres 'Orejonas' consecutivas, algo inaudito desde el cambio de formato de la competición en los años noventa, además de una Liga, una Supercopa, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes. Tanto el francés como el luso como el francés ganaron el premio al mejor entrenador de la temporada en el conjunto blanco, pero es ahí dónde acaban sus similitudes.

Los dos técnicos practican estilos de juego muy distintos. De hecho, podría decirse que son completamente opuestas. Mourinho apuesta por un juego de contraataque, con enormes sacrificios defensivos y trabajo por encima de cualquier otra cosa. Por su parte, Zidane prefiere dar más libertad a los jugadores, practicando un estilo más creativo y estilista.

Pese a la decepcionante temporada que ha firmado, es innegable que el Madrid cuenta con una gran plantilla que, a falta de ciertos retoques en el mercado veraniego, cuenta con jugadores capaces de abarcar todos los registros. Es por ello -y por la situación de cada futbolista- que la llegada de uno u otro técnico favorecería especialmente a ciertos nombres.

Beneficiados por Mourinho

Comenzando por el principio, la portería, Thibaut Courtois es uno de los primeros nombres que vienen a la mente a la hora de pensar en Mourinho. Y es que el técnico ya tuvo al belga a sus órdenes en el Chelsea. Cabe recordar que, por aquel entonces, Petr Cech era indiscutible en la meta londinense, mientras que Courtois era un joven cedido en el Atlético de Madrid.

Courtois, con las manos en la cabeza REUTERS

Fue Mou quien abogó por su llegada y con quien se curtió hasta convertirse en uno de los mejores porteros del mundo. Ese que deslumbró en el Mundial de Rusia 2018 y que llevó al Madrid a confiar en él como su cancerbero para la próxima década. Pese a que actualmente es titular casi indiscutible en el Madrid, y que su nivel no ha sido malo, podría dar mucho más, y ahí la figura de Mourinho podría ser clave.

Reuters

Marcos Llorente, por el contrario, podría sonar más como una incógnita. El portugués nunca ha tenido al canterano a sus órdenes, pero hay varios precedentes que podría invitar a pensar en el optimismo para el centrocampista. El primero de ellos es su irrupción esta temporada. Tras apenas tener oportunidades con Zidane desde su regreso del Alavés, Llorente 'explotó' a finales del 2018 con Solari. Un excelente momento de forma coronado con el premio a mejor jugador de la final del Mundial de Clubes y que se vio cortado por una inoportuna lesión.

Por otro lado, el propio esquema de Mourinho. En su etapa con el Madrid, el luso utilizó un 4-2-3-1 con dos jugadores de corte más defensivo como son Xabi Alonso Sami Khedira para el doble pivote. Con Luka Modric alejado de un buen estado físico y Toni Kroos a bajo nivel, no resultaría una locura pensar en Mourinho utilizando a Marcos Llorente como acompañante de Casemiro en el centro del campo.

Reguilón celebra con la grada del Santiago Bernabéu la victoria al Sevilla REUTERS

Por último, pero no más importante, está la figura de Sergio Reguilón. El lateral izquierdo ha sido una de las pocas notas positivas del Madrid en esta campaña. Salido de La Fábrica, el canterano ha aprovechado a las mil maravillas el mal momento de Marcelo, consolidándose con Solari como titular indiscutible.

Por si fuera poco, reúne todas las características que valora Mourinho y que tanto enamoran a la afición merengue: trabajo duro, sacrificio defensivo sin renunciar al ataque y un amor incondicional por el club.

Beneficiados por Zidane

En contraste a lo visto con Courtois, Keylor Navas podría recuperar su mejor nivel con la llegada del francés al banquillo. El costarricense fue indiscutible en la segunda mejor etapa de la historia del Madrid, siendo titular en las tres finales de Champions consecutivas.

La llegada de Courtois y la salida de Zidane le condenaron de nuevo a la suplencia, habiendo jugado únicamente en Copa del Rey. El regreso de 'Zizou', quien siempre ha creído en Navas como su portero titular, llegando incluso a rechazar el fichaje de Kepa Arrizabalag, podría dar un vuelco a esta situación.

Keylor Navas tras atrapar el esférico

Por otro lado, la figura de Isco es otra que ha quedado relegada a un segundo plano con Solari en la banca. El malagueño fue uno de los jugadores que mejor encajaron en el esquema de Zidane, pero su papel ha sido totalmente olvidado con el argentino. Otra figura que podría recuperar su mejor nivel con un técnico que entiende como nadie su estilo de juego.

Isco y Asensio celebran un gol con el Real Madrid Reuters

Finalmente, y en relación directa con Isco, se encuentra Marco Asensio. El balear ofreció su mejor nivel con Zidane, consolidándose como uno de los futuros mejores jugadores del mundo. Sin embargo, cuando fue el momento de dar un paso hacia delante y suplir la ausencia de Cristiano Ronaldo, su estela se apagó. Nadie mejor que el técnico que le insufló confianza para volver a brillar de blanco.

[Más información: El Madrid planea la revolución desde ya: las razones para cambiar de entrenador]