La eliminación ante el Ajax en la Champions League certificó el final de la temporada para el Real Madrid, que ya dijo adiós a la Copa y a La Liga anteriormente. Sin opciones de levantar un título, el club blanco ya trabaja de cara a la revolución necesaria para la próxima temporada.

Noticias relacionadas

La primera decisión a tomar es sobre quién será el nuevo dueño del banquillo. Solari no seguirá en el Real Madrid, tal y como adelantó EL BERNABÉU nada más terminar el encuentro frente al conjunto holandés. El técnico argentino firmó su finiquito con una doble derrota contra el Barcelona y una goleada inesperada en casa que significó que, por primera vez desde 2010, el todavía campeón de Europa no superara la ronda de octavos de final. 

Las únicas opciones que maneja Florentino Pérez para relevar a Solari son dos viejos conocidos del club blanco: Zinedine Zidane y José Mourinho. Tanto el francés como el luso parecen dispuestos a coger las riendas de la plantilla para liderar un nuevo proyecto que ilusione al madridismo. 

La gran sorpresa podría ser la vuelta de Zidane menos de un año después de que abandonara el club por decisión propia y tras haber levantado las tres últimas Champions. El nombrado mejor entrenador del mundo en 2017 está preparado para regresar al banquillo e incluso todo hacía indicar que sustituiría a Allegri en la Juventus.

Zidane en su presentación como entrenador del Real Madrid

Precisamente, el técnico italiano gustaba mucho en las oficinas del Santiago Bernabéu hasta que los bianconeri cayeron de forma abrupta ante el Atlético de Madrid en la ida de octavos de final de la Champions y su candidatura se diluyó.

Por otro lado, José Mourinho está libre desde que saliera del Manchester United en diciembre del pasado año. El portugués entrenó al Real Madrid entre 2010 y 2013, consiguiendo una Liga, una Copa del Rey, una Supercopa de España y clasificando al equipo para semifinales de la Champions.

José Mourinho en rueda de prensa PETER POWELL Agencia EFE

Uno de los principales méritos de Mourinho fue pelear de tú a tú con el mejor Barça de la historia. El luso acabó con la era de Guardiola en el conjunto azulgrana y dio una salto competitivo indiscutible a un Madrid que, cuando llegó, ya no era cabeza de serie en la máxima competición continental y acumulaba seis temporadas sin pasar de octavos de final.  

Decisión inminente en el Real Madrid

El Real Madrid deshoja ahora mismo la margarita y es que sabe que ambos técnicos están dispuestos a regresar. La duda con Zidane está en el escaso tiempo que ha pasado desde su marcha y la revolución que se realizará en la plantilla el próximo verano. El francés debe verse capaz de hacer esos cambios que no quiso realizar hace apenas unos meses. 

En las oficinas merengues no han tardado en ponerse manos a la obra para comenzar la reconstrucción necesaria. En pocas horas se ha reducido a solo dos los candidatos a relevar a Solari y la intención en el Real Madrid es la de tomar la decisión definitiva en los próximos días. 

La reconquista de España y Europa será liderada por Zidane o Mourinho, ambos extécnicos blancos. El retorno de un hijo pródigo al Santiago Bernabéu está cerca de consumarse.

[Más información: ¿Debe ser Mourinho el próximo entrenador del Real Madrid?]