De ciencia ficción. Así ha sido el partido que se ha disputado en el Santiago Bernabéu este martes 5 de marzo. El Real Madrid lo intentó, creó ocasiones, pero tal y como pasó frente al Barcelona, el balón no quiso entrar -salvo el gol de Marco Asensio de disparo mordido-. El tercer tanto del Ajax, el que dejaba prácticamente sin opciones a los blancos, llegó de forma polémica y dejando a un Sergio Ramos fuera de sí en su palco.

Noticias relacionadas

Sergio Ramos en un palco del Santiago Bernabéu siguiendo el Real Madrid - Ajax REUTERS

Esta es la imagen del capitán del Real Madrid, que no pudo estar en el terreno de juego debido a una sanción de la UEFA de dos partidos tras forzar la cartulina amarilla en el partido de ida. De la misma manera, se podría decir que esta reacción es la de toda la afición blanca que ha visto cómo a su equipo se le escapaba la eliminatoria. 

Sergio Ramos en un palco del Santiago Bernabéu siguiendo el Real Madrid - Ajax REUTERS

Sergio Ramos en un palco del Santiago Bernabéu siguiendo el Real Madrid - Ajax REUTERS

En el minuto 62, Tavic anotó un golazo, sin embargo, el tanto fue revisado por el VAR porque el balón podría haber salido de banda al inicio de la jugada. Y tras varios minutos de incertidumbre, daban por válido el gol. El Santiago Bernabéu no podía dar crédito a lo sucedido. 

Las reacciones de Sergio Ramos a lo largo de los noventa minutos estuvieron monotorizadas por las cámaras. El porqué se encuentra en el documental que el capitán merengue está grabando con Amazon y que muy pronto verá la luz.

Una noche para olvidar

La pesadilla comenzó mucho antes, en el minuto 7 de encuentro, cuando Ziyech anotaba el primer tanto de los holandeses tras un error de Toni Kroos. Diez minutos después, era el turno de Neres, que daba la vuelta a la eliminatoria con el 0-2.

Tras el gol de Tavic, el Real Madrid conseguía un tanto que le permitió soñar únicamente durante unos minutos, ya que Schome daba por concluida definitivamente el recorrido en Champions de los blancos esta temporada. Y tras tres años consecutivos levantando el título, el Madrid caía en octavos de final de la competición europea. 

[Más información: Vinicius se rompe: no pudo evitar las lágrimas]