El Real Madrid se enfrenta a una de sus noches más importantes de la temporada. Después de la eliminación en Copa del Rey y la derrota ante el Barcelona que deja al equipo muy alejado en Liga, la Champions League es la gran esperanza del club blanco. Sus seguidores bien lo saben y por ello han querido demostrar su apoyo al equipo en su trayecto al Santiago Bernabéu

Noticias relacionadas

Los aficionados del Real Madrid no han dudado en alentar a los suyos para que intenten retener el trono continental que el equipo ostenta desde hace tres años. A pesar de la baja del capitán, Sergio Ramos, sí estarán el resto de pesos pesados del equipo: Luka Modric, Karim Benzema, Thibaut Courtois...

Muchos cánticos, camisetas, banderas, bufandas y sobre todo buen ambiente para que los jugadores del Real Madrid se sientan acompañados y con fuerzas. Todo con un único objetivo: que los blancos sigan vivos en la Champions League. Lejos de los altercados de otras aficiones, el madridismo ha dado una nueva lección de cómo animar al equipo de su vida. 

De los canteranos a la afición

Cuando los jugadores han salido del hotel con destino al autobús, han recibido un primer mensaje de ánimo de los mirlos de Xabi Alonso, que también se encontraba entre ellos. Los jóvenes canteranos blancos hicieron un pasillo a la primera plantilla, que agradeció el gesto chocando las manos de los jugadores. 

El número de aficionados que se dio cita en la Plaza de los Sagrados Corazones fue aún mayor que el visto antes de los enfrentamientos contra el Barcelona. ¿Por qué? Porque la Champions League es el verdadero amor del Real Madrid y de su afición, algo que se ha hecho notar ya desde la previa.

Según llegaba el autobús al punto de quedada entre equipo y afición, las banderas y bufandas comenzaron a ondear con cánticos como "reyes de Europa" o un clásico como "ale, Real Madrid, ale, ale".