Adiós a la Copa del Real Madrid. Las aspiraciones del equipo blanco en la competición cayeron en saco roto después de la derrota en El Clásico. Los de Santiago Solari pusieron el fútbol y las ocasiones, pero los goles fueron cosa del Barcelona. Los azulgranas dieron la vuelta a la eliminatoria y dejaron así al eterno rival vivo en solo dos torneos.

Noticias relacionadas

La Champions League y La Liga se han convertido en los particulares salvavidas del Real Madrid y también del entrenador argentino. Estos salvavidas se pondrán a prueba en los próximos días. Primero llega el duelo liguero frente al Barça, este sábado en el Santiago Bernabéu. Después, regresa la máxima competición continental al coliseo blanco en la vuelta de los octavos de final.

El conjunto merengue ocupa la tercera plaza de la clasificación liguera. Con 25 jornadas disputadas hasta la fecha, el Real Madrid suma 48 puntos. Dos menos que el Atlético de Madrid y a nuevo del Barcelona, líder de la tabla. Así, El Clásico de este sábado 2 de marzo se antoja vital para las aspiraciones del madridismo en el campeonato doméstico.

Karim Benzema intenta comenzar una contra para el Real Madrid REUTERS

De ganar al conjunto azulgrana en el Santiago Bernabéu, en partido correspondiente a la jornada 26 de La Liga (20:45 horas), el Real Madrid se colocaría a seis puntos de los de Ernesto Valverde y, todo eso, con todavía un duelo por disputarse entre el Barcelona y el Atlético. Un posible triunfo merengue, además, acercaría al conjunto rojiblanco a cuatro puntos de los culés.

Las opciones matemáticas aún existen tanto para el Real Madrid como para el Atlético. Todos quieren seguir luchando hasta el final y es que el Barça no tiene todo hecho de camino al alirón. El partido de este sábado 2 de marzo en el estadio blanco puede suponer un verdadero punto de inflexión. Y la primera de las balas que le quedan a Solari en estos momentos.

La Champions... y 'La Decimowanda'

Febrero es el mes en el que regresa la Champions League y así lo hizo. Ahora, marzo asoma y con él llegan los partidos de vuelta de los octavos de final. El Real Madrid logro una importante victoria en el Johan Cruyff Arena (1-2), pero la eliminatoria se cierra en la capital española este mismo martes 5 de marzo.

Los de Ten Hag habían obtenido algunos resultados no demasiado buenos antes de recibir al conjunto blanco. Pero sobre el césped del estadio de Ámsterdam, los jugadores del Ajax dejaron constancia del porqué son una de las sensaciones del fútbol europeo y también por qué los grandes del Viejo Continente 'se pegan' por los jóvenes valores del club holandés.

Ajax de Ámsterdam-Real Madrid, partido de ida octavos de final de Champions League. EFE EFE

Alcanzar los cuartos, es decir, ganar al Ajax de Ámsterdam en casa es la segunda bala que le queda a Solari de cara al final de la temporada. El técnico rosarino renovó a finales del pasado año con el Real Madrid, después de unas primeras buenas actuaciones de sus pupilos tras la etapa de Julen Lopetegui en el banquillo.

Sin embargo, esta renovación no quería decir que el argentino fuese a continuar ocupando el puesto de entrenador en el Real Madrid. Estos dos partidos frente al Barcelona y Ajax pueden definir mucho la continuidad o no de Santiago Solari en el club de Concha Espina.

[Más información: Las claves del derrumbe del Real Madrid en un Clásico injusto]