El Real Madrid ha vuelto a los entrenamientos este miércoles tras los dos días de descanso que había dado Santi Solari a sus jugadores. Tras la derrota en el último encuentro frente al Girona, el conjunto blanco ha comenzado a preparar ya el próximo compromiso de La Liga frente al Levante.

Noticias relacionadas

La gran novedad ha sido la vuelta de Isco Alarcón. El malagueño ha superado ya sus problemas en la espalda y se ha reincorporado al grupo, realizando parte de la primera sesión de la semana. El andaluz había sido baja desde hace alrededor de diez días, cuando estas molestias le impidieron estar listo para el encuentro frente al Atlético de Madrid en la Wanda Metropolitano.

Con esta novedad, el Real Madrid ha empezado a preparar el duelo contra el Levante de la próxima jornada de La Liga. Los jugadores del conjunto blanco, a excepción de Marcos Llorete, lesionado, han realizado trabajo físico y trabajaron la posesión del esférico y la presión y, como suele ser habitual, terminaron con un partido en un campo de reducidas dimensiones.

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Luka Modric ante el Sevilla REUTERS

El Madrid, ante la necesidad de ganar al Levante

El tropiezo del pasado fin de semana ante el Girona hace que el Real Madrid tenga que ganar obligatoriamente al conjunto granota si no quiere descolgarse todavía más del liderato de La Liga. Actualmente se encuentran a nueve puntos del Barcelona, distancia que deben intentar mantener si quiere seguir teniendo posibilidades reales de pelear por el título.

Será precisamente en la primera jornada de Liga de marzo, en la que el Real Madrid y el Barcelona se enfrentarán en el Santiago Bernabéu, cuando podría decidirse gran parte del futuro de la competición doméstica. Por lo tanto, la entidad de Concha Espina necesita llegar de la mejor manera a este encuentro y con la menor distancia en puntos posible.

[Más información: El voto de confianza de Adidas a Isco pese a su situación en el Real Madrid]