Sergio Ramos se marcha del campo durante el Real Madrid - Girona

Sergio Ramos se marcha del campo durante el Real Madrid - Girona REUTERS

Fútbol LA LIGA

El Real Madrid pincha el globo de La Liga: cronología de un título cada vez más imposible

El conjunto blanco perdió ante el Girona y se quedó a nueve puntos del Barça. 

El Real Madrid perdió este domingo ante el Girona y dijo casi adiós a sus posibilidades para ganar La Liga. El Barcelona venía de ganar al Valladolid con un penalti dudoso y al conjunto madridista tan solo le valía la victoria para seguir a seis puntos del equipo dirigido por Ernesto Valverde. Los blancos perdieron 1-2 y vieron así como la ventaja se ampliaba a nueve puntos. 

El equipo blanco se plantaba ante el conjunto catalán en el Santiago Bernabéu tras varios partidos muy complicados rindiendo a su mejor nivel esta temporada. Una racha de cinco partidos consecutivos ganando en La Liga, la última derrota fue el día de Reyes ante la Real Sociedad, habían hecho que el Real Madrid superase en la clasificación al Atlético de Madrid y redujese su ventaja con el Barcelona a seis puntos tras los dos últimos pinchazos del conjunto de Ernesto Valverde ante Valencia y Athletic de Bilbao.

La dinámica en la que estaba inmerso el cuadro merengue era muy buena y más respecto a su principal rival, el Barcelona. Antes del día de Reyes, todo eran malas noticias en el seno madridista, pero la derrota ante la Real Sociedad y la posterior victoria anta el Betis ocasionaron un punto de inflexión... hasta este domingo.

Ahora una nueva derrota en La Liga ha acabado con la racha y abre la distancia de nueve puntos, complicando la remontada a pesar de que el Barcelona visite el Pizjuán el próximo fin de semana y tenga que hacer lo mismo, pero en el Santiago Bernabéu, el sábado 2 de marzo. 

Solari: "Es probable que los últimos partidos nos hayan pasado factura"

Los primeros puntos que perdió el Madrid

Tanto FC Barcelona como el equipo madridista empezaron La Liga ganando sus tres primeros partidos. Fue en la cuarta jornada cuando los de Julen Lopetegui, el que era por entonces el entrenador del equipo blanco, se dejó los primeros puntos tras el empate en San Mamés

Una semana después fue el Barça quien empató ante el Girona en el Camp Nou. El Real Madrid aprovechó el pinchazo y consiguió ganar al Espanyol. En la sexta jornada el Barcelona sumó su primera derrota y perdió ante el Leganés, pero los blancos hicieron lo mismo y salieron goleados ante el Sevilla en su visita al Sánchez Pizjuán. Aquí comenzó una racha de cinco partidos sin ganar en Liga lo que provocaron la destitución de Julen Lopetegui. 

Julen Lopetegui, tras la derrota 5-1 en El Clásico

Julen Lopetegui, tras la derrota 5-1 en El Clásico EFE

El Clásico, el último partido de Lopetegui

El Real Madrid sumó en cinco partidos de Liga un punto de quince posibles encadenando además tres choques consecutivos perdiendo. A pesar de ello, el Barcelona no supo aprovecharlo para dejar casi sentenciada la competición y sumó ocho puntos. 

Con todo esto, en la jornada 10, se disputó El Clásico en el Camp Nou. Las dinámicas de ambos conjuntos eran completamente contrarias. El Barcelona venía de ganar al Sevilla y la equipo blanco de perder ante el Levante en el Santiago Bernabéu.

El resultado fue un sonrojante 5-1 a favor de los de Ernesto Valverde que hizo que fuese el último partido de Julen Lopetegui al frente de la nave blanca dejando al Real Madrid a siete puntos de la cabeza. 

Lenglet y Semedo, presionando a Karim Benzema durante El Clásico

Lenglet y Semedo, presionando a Karim Benzema durante El Clásico REUTERS

El comienzo de la era Solari

El argentino tenía varias duras tareas por delante. Cambiar a un grupo totalmente roto y con la moral por los suelos y reducir la distancia en Liga con el FC Barcelona. Y lo hizo durante sus dos primeros partidos en el banquillo blanco. 

El Real Madrid aprovechó la derrota azulgrana ante el Betis y redujo a cuatro puntos la distancia con el Barça tras ganar a Valladolid y Celta de Vigo antes del segundo parón de selecciones. Solari había conseguido pasar la primera prueba con nota antes del partido ante el Eibar. 

Atlético de Madrid y Barcelona se veían las caras en la jornada 13, una fecha clave para poder reducir la distancia con ambos equipos. Madrileños y catalanes empataron en el Wanda Metropolitano, pero el conjunto blanco no supo aprovecharlo y cayó 3-0 ante el Eibar. 

Santi Solari, dando órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda

Santi Solari, dando órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda REUTERS

Tres partidos consecutivos ganando

La derrota en Ipurúa hizo que los de Solari ganasen sus tres siguientes partidos, pero sin poder reducir la ventaja de cinco puntos ante el Barcelona debido a que los de Ernesto Valverde vencieron ante Villarreal, Espanyol y Levante, mientras que el Real Madrid lo hizo ante Valencia, Huesca y Rayo.

De cinco puntos a diez

A Solari le llegó en la jornada 17 una de esas pruebas que son siempre difíciles a pesar de que el Villarreal esté en puestos de descenso. El Real Madrid visitaba La Cerámica, pero los blancos no pasaron del empate. 

El día de Reyes la Real Sociedad asaltó en Santiago Bernabéu tras el escándalo arbitral del penalti no pitado a Vinicius y vio como el Barcelona se alejaba ya a diez puntos dejando casi la Liga sentenciada. 

La ilusión volvió al madridismo

Más de un mes sin perder se antojaba difícil para el cuadro madridista y más viendo su dinámica. Pero tanto entrenador como jugadores se unió y con un gran juego sumó cinco victorias consecutivas ganando. 

El FC Barcelona empató dos partidos seguidos e hizo que los blancos se situasen a tan solo seis puntos. El Real Madrid asaltó el Wanda Metropolitano hace una semana y, además de acercarse al Barcelona, consiguió superar al Atlético de Madrid en la tabla.

Reguilón durante el derbi madrileño

Reguilón durante el derbi madrileño EFE

La duda llega al Bernabéu

El Real Madrid venía de ganar al Atlético y de hacer lo mismo ante el Ajax en Champions League. La dinámica blanca era totalmente opuesta a la azulgrana que había visto como se acababa su distancia de diez puntos respecto al equipo blanco.

Ante el Valladolid, los de Valverde sumaron una vital victoria, con mucha polémica, tras los empates ante Valencia y Athletic. La entidad de Concha Espina estaba obligado a ganar ante el Girona, pero el conjunto catalán se llevó los tres puntos del feudo madridista. 

Ahora, con nuevo puntos por debajo del Barcelona y con 42 puntos por disputar aún, el Real Madrid ha podido pinchar definitivamente el globo de La Liga a pesar de la irregularidad del Barcelona. 

[Más información: Marcelo contesta en Instagram a una publicación muy crítica con sus números]