Vinicius sigue su crecimiento a base de buenos minutos con el Real Madrid. El '28' es titular para Solari, que ha trabajado para ganarse un puesto en la plantilla desde el primer día y ahora disfruta del mejor momento de su equipo. Desde la revista de Bleacher Report le han dedicado un amplio reportaje para conocer al brasileño, que mantiene un extraño trato con su padre. 

Vinicius, durante el derbi EFE

Pero la vida del jugador no ha sido siempre un camino de rosas, ya que sus duros inicios en Brasil y los esfuerzos de su padre José Paixao de Oliveira por sacar a su familia de la pobreza, son los capítulos más oscuros de la vida del '28', que no lo ha tenido fácil. Desde su llegada a Madrid todo ha cambiado, excepto su juventud, por la que no tiene carné de conducir y sus compañeros Marcelo y Casemiro se turnan para llevarlo a entrenar. 

La revista también desvela que Vinicius es un amante de los tatuajes, pero tiene un pacto con su padre, que espera poder cumplir este mismo miércoles. Padre e hijo han llegado a un acuerdo de que los tatuajes solo se pueden hacer cuando el chico logre algo importante en el Madrid. El primero se lo hizo cuando jugó su primer partido como profesional y luego llegaron dos más. Ahora Oliveira ha aceptado que su hijo se haga un cuarto cuando marque su primer gol en competición europea. 

Su padre, el gran cuidador

Gilmar Popoca fue uno de sus primeros entrenadores en las categorías inferiores sub13 y sub17 del extremo brasileño y tiene claro que su padre cuidará muy bien de él. "Pese a lo que han pagado por él y pese a donde juega ahora, Vinicius está muy tranquilo y aconsejado por su padre, que tiene los pies en el suelo y no le va a dejar echar por la borda su carrera", confiesa Gilmar.

[Más información: Vinicius vende caro su sitio ante la vuelta de Bale y Asensio]