Fútbol MÁS FÚTBOL

Bahrein reitera su derecho a emprender acciones legales contra El Araibi

El Gobierno bareiní se ha reafirmado en su postura y ha confirmado que no retirará los cargos contra el futbolista.

El Gobierno de Bahrein reafirmó su derecho de emprender "todas las acciones legales" contra el futbolista bareiní Hakeem al Araibi, después de que un tribunal tailandés ordenara hoy su puesta en libertad por la decisión de la Fiscalía de retirar la demanda de extradición a su país.

El Ministerio de Asuntos Exteriores bareiní afirmó en un comunicado que "toma nota de la detención de los procedimientos judiciales" contra Al Araibi en Tailandia, pero recalcó que no retirará los cargos contra el futbolista, que vive en Australia con estatus de refugiado.

"El veredicto de culpabilidad contra el señor Al Araibi sigue vigente y el señor Al Araibi tiene el derecho de apelar este veredicto en el Tribunal de Apelaciones de Bahrein. El Reino de Bahrein reafirma su derecho a emprender todas las acciones legales necesarias contra el señor Al Araibi", afirmó el comunicado publicado por la agencia oficial BNA.

La decisión de retirar la demanda

El texto no confirma ni desmiente que la decisión de retirar la demanda de extradición haya partido del Gobierno de Bahrein, tal y como afirmó el director general del departamento de Asuntos Exteriores de la Fiscalía General, Chatchom Akapin.

Según dijo Akapin a Efe, el Gobierno de Baréin solicitó a través del Ministerio de Asuntos Exteriores tailandés la retirada de la demanda de extradición, que la Fiscalía tailandesa presentó en representación del país árabe ante el Tribunal Penal de Bangkok. El futbolista, detenido desde el pasado 27 de noviembre a su llegada a Bangkok, será puesto en libertad esta misma jornada, según el Akapin.

Al Araibi llegó a Australia en 2014 tras huir de su país, donde ese año fue condenado en rebeldía a diez años de cárcel por daños en una comisaría durante una protesta durante las revueltas de la Primavera Árabe.

El futbolista viajó en noviembre junto a su mujer a Tailandia para pasar la luna de miel pero fue detenido a su llegada a Bangkok. El arresto fue debido a una orden emitida por Interpol, que posteriormente fue retirada, y a la demanda de extradición presentada por Bahrein.

El caso tensó las relaciones entre Tailandia y Australia, cuyo Gobierno pidió varias veces la liberación del Al Araibi, al que reconoció como refugiado en 2017, demanda a la que se unieron la FIFA y destacados deportistas.

El futbolista, que denunció que fue torturado en 2012 antes de huir de Bahrein, defendió su inocencia al alegar que cuando ocurrieron los hechos por los que fue condenado estaba disputando un partido con la selección de su país.

[Más información: Tailandia libera a Al Arabi, el futbolista detenido durante su luna de miel]