Vinicius, corriendo tras el balón ante el FC Barcelona

Vinicius, corriendo tras el balón ante el FC Barcelona REUTERS

Fútbol REAL MADRID

Por qué Vinicius Júnior ya es un crack y va a ser un gran goleador

El futbolista brasileño se confirmó en El Clásico y sus números con 18 años están a la altura de los de Messi y Cristiano Ronaldo.

Noticias relacionadas

São Gonçalo, Río de Janeiro, 12 de julio del año 2000. Allí nacía un Vinicius Júnior que está llamado a llegar a lo más alto. El brasileño comenzó a dar patadas al balón en el equipo de su ciudad, para en 2010, con tan solo 10 años, pasar a ingresar en las categorías inferiores del Flamengo. Pese a ser inscrito en los primeros años como defensa, fue en las posiciones de ataque en las que destacó hasta el punto de llamar la atención de los grandes clubes de Europa.

El Real Madrid, fiel a su nueva política de fichajes, se adelantó a sus rivales en la carrera -entre los que se encontraba el propio Barcelona- para hacerse con los servicios de la nueva joya del fútbol brasileño. El club blanco anunció la operación con el Flamengo, aunque no fue hasta el pasado verano cuando Vinicius aterrizó en el Santiago Bernabéu. Presentado en el palco de honor, el jovencísimo extremo fue pretendido por varios equipos de Primera División. Pero desde Concha Espina se confiaba en él y se creía que podría llegar a ser muy importante.

Vinicius Júnior completó la gira de pretemporada por Estados Unidos y comenzó a alternar los entrenamientos con el primer equipo con partidos con el Castilla. En el filial merengue, dirigido por aquel entonces por Solari, consiguió cuatro goles en tan solo cinco partidos. Sin embargo, con Julen Lopetegui no entró prácticamente en la rotación. Tan solo doce minutos en dos partidos -frente al Atlético de Madrid (2) y contra el Alavés (10)-. La destitución del técnico vasco abrió las puertas del Real Madrid al brasileño, quien fue haciéndose un hueco con Santiago Solari a los mandos.

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari EFE

Las titularidades se han ido acumulando para el futbolista a lo largo de los últimos meses. Tanto es así que pese al regreso de Asensio o Gareth Bale, Vinicius ha continuado siendo de la partida, formando un tridente de titular de plenas garantías junto a Karim Benzema y Lucas Vázquez. Los tres fueron de la partida en El Clásico de la Copa del Rey. Un duelo en el que el extremo brasileño se estrenó, al fin, en un encuentro de tal altura, luego de no disputar ni un solo minuto en el Camp Nou el pasado mes de octubre.

Con 18 años, Vinicius Júnior fue el jugador más importante no solo del Real Madrid, sino también de todo El Clásico. Titular en el feudo blaugrana, el extremo rompe registros recién cumplida la mayoría de edad. Su caso hace recordar al eterno Raúl, quien también de forma prematura llegó y acabó asentándose en la élite. Más recientemente, la última explosión a esta altura ha sido la del francés Kylian Mbappé.

Al brasileño ya se le puede colocar, sin reparos, la etiqueta de crack. En un Clásico solo juegan los mejores y solo destacan aquellos de clase mundial. Sus acciones individuales ya son alabadas en medio mundo. Desde su Brasil natal a la cuna del fútbol, Inglaterra. Todos están cayendo rendidos al nuevo galáctico, que parece no tener techo.

Objetivo: afinar puntería

En las filas del Flamengo, siendo un adolescente ya firmó cuatro goles en 900 minutos durante la 2016/2017 y en la 2017/2018, seis dianas y tres asistencias. Aún le faltan detalles que pulir, pero apunta a convertirse en uno de los grandes goleadores. Ocasiones crea y solo hace falta que las llegue a materializar con más continuidad. Es joven y todavía tiene mucho margen de mejora en este aspecto.

Otros grandes en la actualidad no estallaron en la faceta goleadora a tan temprana edad. Con 18 años y en las filas del Manchester United, Cristiano Ronaldo marcó seis goles y repartió nueve asistencias en los más de dos minutos que ya jugaba por aquel entonces. No hay que olvidar que, el ahora delantero de la Juventus, ha batido todos los registros anotadores tanto en el Real Madrid como en la Champions League, así como en la selección de Portugal.

Cristiano y Messi en un Clasico. Foto. Twitter (@LaLiga)

Cristiano y Messi en un Clasico. Foto. Twitter (@LaLiga)

Lionel Messi también firmó registros parecidos cuando tenía 18 años. El argentino ya jugaba entonces en el Barcelona, donde logró, en el primer equipo culé, marcar ocho dianas y repartir cuatro pases de gol durante la temporada 2005/2006. Unos números que, con media campaña todavía por delante, Vinicius puede batir, ya que en lo que va de curso acumula cuatro goles y seis asistencias con el Real Madrid.

Afinar la puntería, mejorar la definición son algunas de las tareas pendientes del '28' blanco. Pero no es un caso que preocupe ni aislado, ya que los dos mejores goleadores de la última década no explotaron hasta años más tarde de cumplir la mayoría de edad. Vinicius continúa perfeccionando su técnica en Valdebebas y tanto el cuerpo técnico como sus propios compañeros están al servicio del diamante brasileño. El jugador merengue lo tiene todo para ser un gran goleador, solo el paso del tiempo confirmará al brasileño como un artillero de otro planeta.

[Más información: Vinicius se consagra en El Clásico: la joya del Madrid tira del carro]