Vinicius Júnior, de espaldas

Vinicius Júnior, de espaldas EFE

Fútbol EL CLÁSICO

Vinicius se consagra en El Clásico: la joya del Madrid tira del carro

El brasileño brilló en su primera vez contra el Barcelona y ha hecho en meses lo que se esperaba de Asensio en tres temporadas.

Noticias relacionadas

El Clásico vio nacer este miércoles en el Camp Nou la figura de un joven futbolista que apunta a marcar época en los míticos duelos entre Real Madrid y Barcelona. Vinicius Júnior se enfrentaba a su primer cara a cara contra el eterno rival y no defraudó. Ni sus 18 años ni que fuera su primera experiencia en un partido así le frenaron.

Vinicius destacó por su descaro sobre el césped del feudo azulgrana. Atrevido en cada jugada tiro del ataque del Real Madrid y lo intentó una y otra vez. Encaraba a rivales y conectaba con sus compañeros. Muchos señalan que desaprovechó muchas ocasiones, pero para ello hay que generarlas y Vinicius ha acabado de sopetón con un problema que atacaba este curso al equipo sin Cristiano.

Hace lo que se le pedía a Asensio

Ese hueco del portugués lo debía ocupar Asensio. El Madrid depositó su confianza en el mallorquín, pero Vinicius le ha adelantado a una velocidad pasmosa. En apenas unos meses se ha echado el equipo a las espaldas, justo lo que se le pedía al balear. La polémica del "tirar del carro" que se vivió con Asensio no va con Vinicius, él lo asume con naturalidad.

Vinicius y Semedo protestan al árbitro

Vinicius y Semedo protestan al árbitro REUTERS

Vinicius lanza el ataque blanco

En el Camp Nou, chocó en la banda con Semedo y obligó a Piqué a volcarse en su banda para frenarle. Eso lo aprovechó Vinicius, que se mostró también inteligente en su fútbol, para aprovechar los huecos en el centro del campo. Su conexión con los de arriba fue una vez más excelente. Se nota que se entiende con Benzema y Lucas Vázquez, tal y como se vio en el gol. Todo nació de un centro suyo por la izquierda, que recogió Benzema en el palo largo y regaló el gol a Lucas que entraba por el centro.

Luego vendrían varias jugadas más en las que Vinicius fue protagonista, sobre todo en la primera parte, ya que en la segunda se apagó ante el acelerón azulgrana. Además, provocó un penalti no señalado pese a que el agarrón de Jordi Alba dentro del área fue descarado. No mostró las imágenes la televisión... pero eso ya es otra historia.

Vinicius da siempre todo lo que puede y El Clásico no le hizo pequeño. No marcó, pero ya tendrá muchas mas oportunidades por delante. Las próximas llegarán apenas en unas semanas en la vuelta y en La Liga, además en el Santiago Bernabéu, donde se siente siempre mucho más suelto. De lo que nadie duda es que Vinicius volverá a ser importante en los próximos Clásicos. Solari le elogió por delante de Bale y Vinicius salió más favorecido que su compañero galés del choque.

Vinicius evita la entrada de Sergio Busquets

Vinicius evita la entrada de Sergio Busquets REUTERS

Nadie le mueve del once de Solari

Vinicius es titular y Bale, Asensio y el resto deberán emplearse a fondo si de verdad quieren quitarle el sitio. Lo que parecía una solución ante la plaga de las lesiones se ha convertido en una decisión obvia por parte de Solari. El Clásico le ha terminado por asentar definitivamente en el once y afronta la segunda parte de la temporada como uno de los pilares del equipo.

La sensación es que con Vinicius solo se ha visto la punta del iceberg. Su crecimiento en estos meses desde que aterrizó en España ha sido a ritmo vertiginoso. Su techo nadie le conoce y va recogiendo elogios a cada partido que juega. En el Camp Nou ya le conocen y ha creado huella en el partido más mediático de todo el planeta. En menos de un mes tendrá la oportunidad de dejar su sello otra vez.

[Más información: El Madrid pilla al Barça: las claves del cambio de un Clásico a otro]