El segundo entrenador del FC Barcelona, Jon Aspiazu, ha hablado en los instantes previos a El Clásico contra el Real Madrid. Este partido es la ida de las semifinales de la Copa del Rey. La gran sorpresa del once culé era la ausencia de Messi en el once titular. Pese a todo, el ayudante de Valverde quiso quitarle hierro al asunto y tranquilizar a los aficionados blaugranas.

Noticias relacionadas

"Messi está en condiciones, pero no hemos querido tomar ningún riesgo. Viene de un golpe, que le provocó molestias. Está al cien por cien. Pero preferimos que esté en el banquillo", dijo el preparador vasco.

Para completar estas palabras, el entrenador quiso dejar claro que "puede salir en cualquier momento". De esta manera se confirma que el papel de Messi en este nuevo duelo contra el Madrid va a ser el de revulsivo. Aprovechará su desborde y gran influencia en zona de tres cuartos para marcar la diferencia.

Leo Messi, sentado en el banquillo del Camp Nou REUTERS

Malcom, ante su gran oportunidad

El asistente de Valverde también quiso mostrar su apoyo al extremo derecho en el once, Malcom"Esperamos que Malcom nos ayude a dar profundidad en su banda, que la proteja. Que haga lo que sabe hacer y que lo haga hoy". El exjugador del Girondins se ha beneficiado también de la ausencia de Dembelé.

El delantero francés y el propio Messi solo se pudieron entrenar con normalidad junto a sus compañeros el día anterior. Dada la obvia importancia del argentino en su equipo- y que solo sufrió un golpe contra el Valencia- el '10' sí va a poder participar en el encuentro. Mientras, el exjugador del Borussia Dortmund tendrá que verlo desde la grada.

En los primeros minutos, el Real Madrid se encontraba más cómodo sobre el césped y su dominio se certificó en el minuto seis con un gol de Lucas Vázquez tras un pase de Benzema.

[Más información: La RFEF prohíbe al Barcelona la camiseta con los nombres en chino]