Cómo hemos cambiado. Eso es lo que deberán pensar madridistas y azulgranas tras cinco años sin cruzarse en la Copa del Rey. Fue el 16 de abril de 2014 y nada más y nada menos que en la final de la competición. El escenario fue Mestalla y el resultado fue favorable para el Real Madrid por 1-2. Sería el preludio de La Décima.

Un lustro ha pasado y ambos equipos han pasado por muchos cambios, en especial el Barcelona. Para ser concretos, solo nueve jugadores siguen de aquel Madrid entrenado por Ancelotti y solo cinco del equipo del Tata Martino. En los once titulares solo cinco del Madrid (Ramos, Modric, Isco, Bale y Benzema) y tres del Barça (Jordi Alba, Busquets y Leo Messi).

Una carrera para la historia de Bale

Aquel Madrid de 'Carletto' se llevó la Copa del Rey y la Champions League, mientras que el Barcelona acabó la temporada en blanco lo que se saldó con el puesto del 'Tata'. El protagonista de la final fue indiscutiblemente Gareth Bale. El galés marcó el definitivo 1-2 en una carrera histórica que todavía sigue en la retina de Bartra, Pinto y todo el barcelonismo. Lo hizo curiosamente sin Cristiano Ronaldo en el campo por una sanción y ahora se volverá a ver contra los azulgranas sin el '7' a su lado.

La carrera de Bale contra el Barcelona en la Copa del Rey 2014 EFE

El Barça sin Neymar, el Madrid con Vinicius

Los protagonistas han cambiado aunque el Madrid mantiene el núcleo de aquel equipo con Ramos, Marcelo, Modric o Benzema. Esa final la jugó también Isco, aunque llegará en condiciones muy distintas en esta ocasión. Este año, los Vinicius, Reguilón o Asensio buscan un sitio en la semifinal. El Barcelona se aferra a Leo Messi y ha cambiado en estos años a Neymar por Dembélé. Los culés también han dicho adiós a otros como Xavi, Iniesta, Fábregas o Dani Alves.

[Más información: El Clásico, en semifinales de la Copa: el Barcelona, rival del Real Madrid]