Este viernes, la Real Federación Española de Fútbol ha realizado el sorteo de las semifinales de la Copa del Rey. El torneo copero ya conoce los duelos finales entre los mejores cuatro equipos de la competición y que pelearán por hacerse un hueco en la ansiada final. El Betis y el Valencia pelearán por ser uno de los finalistas, sin embargo, la gran bomba ha sido el enfrentamiento entre el Real Madrid y el Barcelona.

El conjunto blanco ha conocido que deberá medirse a su mayor rival en las semifinales de la Copa del Rey, a priori, el rival más complicado que quedaba en torneo. Sin embargo, más allá de estos dos partidos, al cuadro merengue se le presenta un mes de lo más complicado. El conjunto madridista tendrá importantes duelos tanto en la Copa como en La Liga que medirán la mejoría de la entidad de Concha Espina en los últimos partidos.

Sin embargo, a pesar de la importancia que tienen todos los partidos, hay cuatro partidos que resaltan por encima del resto de los que afrontará el Real Madrid en las próximas semanas. Además, del duelo contra el Barça en las semifinales, el cuadro madridista tendrá que medirse al Atlético de Madrid el La Liga en poco más de una semana y al propio conjunto azulgrana en la competición doméstica el 2 de marzo. Esto supondrá la oportunidad perfecta para la entidad de Concha Espina para dar un golpe en la mesa.

Rakitic y Sergio Ramos, en el último Clásico. REUTERS

Cuatro partidos para reivindicarse

En esta serie de partidos, el Real Madrid se juega mucho. El conjunto merengue ha mejorado mucho tanto en resultados como en nivel de juego respecto a los meses anteriores, sin embargo, en La Liga todavía tiene una desventaja de puntos respecto a sus dos máximos rivales en la competición doméstica. Por este motivo, estos duelos son de vital importancia para el equipo de Santi Solari.

Serán 30 días de auténtico infarto en el que todos los aficionados madridistas podrán disfrutar de su equipo tanto en el derbi madrileño como en los tres Clásicos que se presentan en las próximas semanas. En caso de salir victoriosos, el conjunto blanco logrará meterse en la final de la Copa del Rey y acercarse al liderato de La Liga en solo unos cuantos partidos.

Pero, además del empujón anímico que supondría cerrar el mes de febrero con victorias en esta dura serie de partidos, el Real Madrid conseguiría que sus dos máximos rivales sufrieran importantes varapalos en la pelea por La Liga. El conjunto blanco demostraría que ha dejado atrás las dudas que sembró en la primera vuelta de la competición y mostraría que puede pelear con estos equipos por los títulos que tienen en juego este curso.

Benzema y Vinicius celebran un gol del Real Madrid ante el Girona

El mejor momento del Real Madrid

Medirse al Barcelona y al Atlético de Madrid es siempre dos de los retos más complicados del mundo del fútbol. Sin embargo, el Real Madrid afronta estos partidos en el mejor momento de la temporada. El conjunto blanco ha mejorado su nivel de juego en los últimos partidos, tanto individual como colectivamente, y está listo para afrontar estos duelos.

Además, el equipo de Solari ha dejado atrás el grave problema de lesiones que han tenido en las últimas semanas. El exentrenador del Castilla cuenta con toda su plantilla al completo, a excepción de Jesús Vallejo, que continúa con su proceso de recuperación de su última lesión. Por lo tanto, el argentino cuenta con todas las armas posibles para enfrentarse a esta maratón de duelos con las garantías suficientes como para ser optimistas y pensar que pueden lograr unas importantes victorias que le dejen en la mejor situación posible tanto en La Liga como en la Copa del Rey.

[Más información: El Clásico, en semifinales de la Copa: el Barcelona, rival del Real Madrid]