Brahim Díaz se volvió a quedar fuera de la convocatoria del Real Madrid este jueves de cara al partido de Copa contra el Girona. La ausencia del futbolista andaluz fue una decisión técnica de Solari, quien además dio descanso a Modric y Odriozola. A muchos ha sorprendido que no esté el reciente fichaje blanco por segundo partido consecutivo, pese a que la Copa se presentaba como su mejor oportunidad para jugar.

Noticias relacionadas

El Real Madrid adelantó la llegada de Brahim Díaz a este invierno. El malagueño terminaba contrato a final de temporada con el Manchester City y para entonces podía incorporarse gratis al equipo que quisiera, pero el club blanco prefirió adelantar su llegada pagando 12 millones de euros para evitar que se quedara apartado a las órdenes de Guardiola o que, incluso, otro equipo pudiera robarle su perla en estos meses.

Brahim solo ha jugado 24 minutos en tres partidos

Brahim llegó al Madrid con ilusión, con el cartel de ir directo al primer equipo. Irradiaba ambición y ganas en el día de su presentación y es que sabía que enero podía ser un mes muy importante para su carrera. Más allá de fichar por el Real Madrid, su sueño, las lesiones le abrían las puertas del equipo. Se le presentaban por delante las oportunidades que no tuvo en el City, pero finalmente no fue así. Brahim solo ha participado en tres partidos, jugando un total de 24 minutos.

Brahim Díaz, en el Santiago Bernabéu. Foto: Twitter (@Brahim)

La amplitud del equipo de Solari, unido al poco tiempo que ha tenido para adaptarse a su nuevo club han incidido en su poca participación en el Madrid. Vinicius, Lucas Vázquez, Ceballos, Valverde... todos ellos estaban por delante de él y ahora se le suma las vueltas de Bale y Asensio. La competencia le cierra por ahora las puertas, pero Brahim sigue entrenándose rodeado de los mejores del mundo para aprovechar el día que se le presente ocasión de saltar al campo.

Brahim luce en sus pocas oportunidades

Las sensaciones que ha dejado en el campo no son ni mucho menos negativas. Al chico se le ha visto sobrado de descaro, calidad y atrevimiento de cara a puerta. De hecho rozó el gol en los cinco minutos que salió al campo en la vuelta de Copa contra el Leganés, pero el palo lo impidió. Pero Brahim entiende que su función por ahora es aprender y seguir por un proceso que el que ya pasaron otros como Asensio o Vinicius, que llegaron con su juventud al Real Madrid.

Brahim Díaz se lamenta EFE

Él se mantiene igual de ilusionado como el primer día. En los entrenamientos se le ve integrado en el grupo y no hay nada que le detenga en su empeño por triunfar en el Real Madrid. El tiempo es la mayor virtud que tiene ahora mismo y no muchos tienen la oportunidad de jugar en el primer equipo blanco a su edad. La incógnita es qué sucederá con él la próxima temporada, ya que en verano se podría abrir la puerta a una cesión para que gane experiencia en un club donde pueda jugar y tenga las oportunidades que merece, pero que en el Madrid no son posibles todavía.

El club está contento con su fichaje. Brahim es uno de los elegidos a liderar el futuro blanco junto a Asensio, Vinicius, Rodrygo o Valverde. En la apuesta de futuro del Madrid, Brahim tiene un sitio preferencial y se confía que algún día sea ese crack mundial como promete. Su papel, por ahora, está en segundo plano para prepararse de cara al día que tenga que dar el salto ante los focos.

[Más información: Asensio y Keylor vuelven; Modric y Brahim se caen de la convocatoria del Madrid]