Álvaro Morata, exjugador del Real Madrid, es ya nuevo jugador del Atlético de Madrid. El gran culebrón del mercado invernal llega a su fin y el internacional español vestirá la camiseta rojiblanca. Lo hará por la próxima temporada y media procedente del Chelsea y se guarda una opción de compra no obligatoria. Desde su oficialidad, el delantero español ha tratado de convencer a su nueva afición del amor a la elástica rojiblanca, pero tendrá una tarea muy dura.

Noticias relacionadas

Poco después de su primera entrevista, el jugador ha colgado una foto en su cuenta de Instagram en la que aparece él de niño, con la camiseta de su nuevo club y declarando su amor: "Con la ilusión de un niño... Aupa Atleti". Una frase que no habrá sentado bien en su última afición en España, que ven como un día idolatra a un equipo, y a los pocos años cambia de parecer.

Incluso su nueva afición tiene dudas con su delantero, ya que recordaron su famoso cántico tras lograr La Décima o sus antiguas declaraciones en las que declaraba su amor incondicional por el cuadro merengue. Habrá que ver el recibimiento oficial en su presentación, donde se espera una división de opiniones por esos hechos. 

Morata, en su primer entrenamiento con el Atlético. Foto: Twitter (@Atleti)

Se hizo de rogar

El delantero pasaba reconocimiento médico este domingo por la mañana, apenas una después de aterrizar en el aeropuerto de Barajas. Incluso llegó a posar con el escudo del Atlético en la propia clínica. Este lunes se han terminado de cerrar los flecos de la firma hasta que ha llegado el anuncio oficial. El jugador incluso ha sido visto dentro del estadio colchonero finiquitando su fichaje. 

[Más información: Morata, nuevo jugador del Atlético de Madrid]