Solari, durante un partido del Real Madrid

Solari, durante un partido del Real Madrid Reuters

Fútbol COPA DEL REY

Solari quiere la Copa: las claves para la reconquista

El Real Madrid se enfrenta al Sevilla este jueves en la ida de los cuartos y el técnico argentino encara la eliminatoria con toda la seriedad.

Getafe y Sevilla han sido los primeros equipos en golpear en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. El cuadro azulón venció por la mínima al Valencia el martes, mientras que este mismo miércoles han sido los hispalenses los que se han llevado un importante triunfo de cara al duelo en el Camp Nou de la próxima semana contra el Barcelona.

Este jueves le toca el turno al Espanyol - Betis y al Real Madrid - Girona. El cuadro catalán se convirtió en la sorpresa copera después de eliminar al Atlético de Madrid en la ronda de octavos, después de empatar a uno en Montilivi y a tres en el Wanda Metropolitano. El Girona ya ha demostrado que puede hacer daño a los grandes y por ello Solari irá con todo para encarrilar la eliminatoria en el Santiago Bernabéu.

El técnico argentino alineará un equipo muy similar al visto en las últimas citas, aunque con algunas modificaciones, como puede ser el regreso de Marcos Llorente al centro del campo madridista en lugar de Casemiro, quien ha venido siendo de la partida desde que se lesionase el canterano a principios de año. El que también parte con ventaja es un Marcelo que quiere que el Girona sea un nuevo comienzo para él.

Sin reservas

Sergio Ramos, Karim Benzema, Luka Modric... Santiago Solari no quiere sorpresas como la del Barcelona en el Sánchez Pizjuán. Ernesto Valverde se dejó en la Ciudad Condal a Messi y Busquets, unas bajas que acabaron lastrando a los azulgranas. Algo que no repetirá el técnico rosarino, quien sí que ha venido rotando en rondas coperas anteriores, pero que a las puertas de las semifinales ya sueña con ganar la Copa del Rey, el que sería su segundo título como míster blanco tras el Mundial de Clubes.

Seriedad

Encarar como que fuese una auténtica final el partido de ida de los cuartos es la idea dentro del vestuario madridista. Tanto los jugadores como Solari saben que cualquier equipo puede dar un disgusto en un momento determinado, al que han sufrido en sus propias carnes durante el primer tramo de la presente temporada. Algo que, precisamente, no quieren repetir en la Copa ante el Girona.

Los jugadores del Real Madrid, antes del Girona - Real Madrid

Los jugadores del Real Madrid, antes del Girona - Real Madrid REUTERS

No hay rival inferior

El Girona es un equipo a tener en cuenta. Lejos de diferencias entre teóricos grandes y pequeños, el conjunto catalán demostró ante el Atlético de Simeone que son capaces de continuar adelante en la competición. Duodécimos en La Liga con 24 puntos en 20 partidos, se encuentran a cuatro del descenso y a siete de puestos que dan billete a competición europea la próxima temporada.

Encarrilar la eliminatoria en la ida

El Santiago Bernabéu debe ser el pilar del Real Madrid antes de conseguir el pase a las semifinales de la Copa del Rey. Este torneo no lo ganan los blancos desde la temporada 2013/2014, la de La Décima, y quieren volver a levantar el título cinco años después. Obtener un buen resultado en casa es clave para llegar con garantías a Montilivi la próxima semana.

Del cerrojo a la efectividad en ataque

Thibaut Courtois será de la partida. El internacional belga ya dejó la portería a cero en el último encuentro del campeonato doméstico y espera continuar con la racha contra su siguiente rival. A esto se le une la eficacia de cara a puerta, una cuenta pendiente del equipo de Solari a lo largo de los últimos meses, pero que parece ir quedando atrás desde que comenzó el año. Goles a favor y cerrojo en el coliseo madridista para seguir soñando con una Copa que el entrenador rosarino no quiere que se les escape de las manos.

[Más información: El once del Real Madrid ante el Girona]