Las ausencias por lesiones es un tema que preocupa al Real Madrid, ya que la enfermería blanca está completa y necesitan que se vaya vaciando poco a poco. Santiago Solari ha aprovechado la rueda de prensa previa al partido contra el Sevilla para tranquilizar ante la situación de Karim Benzema respecto a su lesión.

Noticias relacionadas

El técnico blanco confirmó que el francés no se operará y aseguró su presencia ante el conjunto de Nervión. "Karim tiene una lesión en el dedo meñique y creemos que no es un problema para que desarrolle su carrera ni este fin de semana, ni el miércoles, ni el que viene. Está bien, lo vi de buen humor", explicó.

También apuntó que Benzema es su referencia en ataque. "Está teniendo un gran año y es nuestro referente. Es muy generoso, en su fútbol y en su entrega. Estamos contentos de que esté el fin de semana", agregó. 

La enfermería blanca se va vaciando

El delantero se unió a los entrenamientos el pasado jueves después de mantenerse al margen debido a la lesión que sufrió en el último encuentro liguero ante el Betis en Villamarín. El francés no pudo disputar la vuelta de octavos de final de Copa del Rey ante el Leganés y su ausencia en ataque se notó.

Junto a Benzema, Courtois también se incorporó a la plantilla y parece que se apunta al partido ante el Sevilla. De esta manera, la enfermería blanca se va vaciando. En el entrenamiento de este viernes previo al encuentro liguero, Toni Kroos, Mariano y Marcos Llorente se ejercitándose al margen, pero parece que se van recuperando y pronto volverán a estar disponibles para Solari. Por su parte, Gareth Bale y Marco Asensio no entrenaron y continúan siendo baja. 

[Más información en: Solari quiere a Benzema para el Sevilla y los cuartos de la Copa]