Martin Braithwaite marcó el gol de la victoria ante el Real Madrid

Martin Braithwaite marcó el gol de la victoria ante el Real Madrid REUTERS

Fútbol LEGANÉS 1-0 REAL MADRID

El Madrid pasa a cuartos de Copa con sufrimiento y derrota ante el Leganés

El Real Madrid pasó inadvertido por Butarque y el Leganés consiguió una histórica victoria en un partido en el que los blancos sufrieron más de lo esperado para sellar el pase a cuartos de final de la Copa del Rey. Braithwaite fue el héroe pepinero y Keylor Navas el salvador de una derrota más abultada de los merengues. [Narración y estadísticas: Leganés 1-0 Real Madrid]

Volvió a sorprender Solari con la alineación ante el Leganés. El técnico apostó por Marcelo ocupando la banda izquierda, pero en ataque. El brasileño volvía así al once, tras su suplencia contra el Betis, al igual que un Isco sobre el que estaban puestas todas las miradas

La renta lograda en la ida permitió al entrenador blanco dar descanso a Sergio Ramos y Modric, que se quedaron fuera de la convocatoria. Por su parte, el conjunto pepinero salió sin las amarras que tuvo en el Santiago Bernabéu y más liberado para proponer sobre el campo. 

Precisamente, ese nada que perder del Leganés provocó que las primeras ocasiones llegaran del lado del equipo de Pellegrino. Lucas Vázquez llegó justo para impedir el remate del recién llegado Kravets en lo que fue el primer aviso de los blanquiazules. 

Posteriormente sería Sabin Merino quien estuvo a punto de adelantar al conjunto local con un cabezazo que se marchó fuera por muy poco. Pero claro, tanto fue el cántaro a la fuente que se terminó rompiendo. Eso sí, ante tuvo Isco una clara oportunidad en una contra que desaprovechó al estar demasiado lento en armar el disparo. 

Isco perdona y Braithwaite marca

Vinicius, reconvertido en delantero centro para el duelo de Butarque, lanza al Real Madrid y el malagueño se queda solo ante Cuéllar. Sin embargo, el '22' desperdicia la ventaja y Juanfran termina taponando su disparo. Perdonó el equipo merengue y terminaría pagándolo en la siguiente acción. 

Corría el minuto 31 cuando un centro desde la banda derecha del ataque pepinero es cabeceado al palo por Braithwaite. Tras varios rechaces, fatalmente defendidos por la zaga madridista, el balón le llega de nuevo al danés que, con Keylor Navas en el suelo, solo tiene que empujar a la red. 

Martin Braithwaite celebra su gol al Real Madrid

Martin Braithwaite celebra su gol al Real Madrid REUTERS

La mejor noticia para el Real Madrid era el resultado cosechado en el Santiago Bernabéu, ya que ni con el gol en contra respondió al Leganés. En una primera parte para olvidar, Solari buscó sin éxito una reacción intercambiando las posiciones de Marcelo y Reguilón sobre el césped. 

El descanso fue una buena noticia para los visitantes, ya que la imagen mostrada en los primeros 45 minutos había sido muy pobre. Por su lado, el Leganés, que estaba aún a dos tantos de empatar la eliminatoria, soñaba con otra gesta como la del pasado año gracias a un inoperante Real Madrid. 

Solari movió el banquillo y en la reanudación sacó a Ceballos en lugar de Reguilón. Además, pasó a Vinicius a la izquierda y situó a Isco en el centro. Una nueva vuelta de tuerca del argentino al esquema en busca de una reacción de su equipo.

Y mejoró el Madrid tras pasar por vestuarios. Empezó a jugar más en campo contrario y, a su vez, el Leganés se iba quedando poco a poco sin gasolina. Ya no pasaba apuros el conjunto blanco, aunque terminaba de poner a prueba a Cuéllar. 

Pellegrino se la jugó dando entrada a Arnáiz y En-Nesyri, mientras que Solari metió a Cristo por Isco para contar con una referencia en ataque. El malagueño, que por fin fue titular en un encuentro, solo ha disputado los 90 minutos en la vuelta ante el Melilla y en el intrascendente partido contra el CSKA. Tampoco lo mereció, ya que su actuación fue decepcionante para un jugador que necesita dar un puñetazo sobre la mesa. 

Isco lucha por un balón

Isco lucha por un balón Reuters

Los minutos pasaron y el partido de Butarque se fue adormilando al no carecer de chispa. El Leganés no podía y el Madrid tenía la eliminatoria en el bolsillo a pesar de la derrota. En definitiva, el aburrimiento se adueñaba de un duelo al que pareció sobrar la segunda mitad. 

El Madrid duerme y sufre

Sin embargo, la dejadez madridista hizo que los pepineros a punto estuviera de meterse en la eliminatoria con dos ocasiones consecutivas. Primero, Braithwaite cabeceó a la manos de Keylor. Y justo después, Sabin Merino mandó alto un balón que fue la última oportunidad del equipo de Pellegrino para meterse en la eliminatoria.

Ceballos protege el balón de un jugador del Leganés

Ceballos protege el balón de un jugador del Leganés REUTERS

Pudieron evitar los merengues la derrota con el tiempo casi cumplido, pero Brahim mandó la pelota al poste después de una asistencia de Vinicius que le dejó solo. No definió bien el nuevo fichaje merengue y su estreno goleador tendrá que esperar para otra ocasión. 

El fogonazo definitivo de los locales llegó en el descuento obligando a Keylor Navas a realizar una triple intervención para evitar un triunfo mayor de los pepineros. El tico volvió a ser salvador de un mal Madrid. 

Al final, todos contentos y tristes. El Leganés ganó por primera vez en partido oficial a los blancos en Butarque, pero cayeron eliminados. Mientras, por la parte del Real Madrid lo único positivo fue el pase a cuartos de final en un encuentro para olvidar de los de Solari. 

Leganés 1-0 Real Madrid

Leganés: Cuéllar; Juanfran, Bustinza (En-Nesyri, 69'), Omeruo, Siovas, Kravets (Jonathan Silva, 74'); Eraso, Recio, Gumbau (Arnáiz, 62'); Sabin, Braithwaite.

Real Madrid: Keylor Navas; Odriozola, Varane, Nacho, Reguilón (Ceballos, 45'); Valverde, Casemiro, Isco (Cristo, 67'); Lucas Vázquez (Brahim, 85'), Marcelo, Vinícius

Goles: 1-0, 29' Braithwaite.

Árbitro: Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó a Recio (72'), Vinicius (83') y Casemiro (90')

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Estadio Municipal de Butarque (Leganés) ante 9.437 espectadores.