El mercado de fichajes está de lo más revolucionado. Multitud de jugadores suenan en todo tipo de rumores para cambiar de aires, pero no solo en este mercado invernal, sino también para el veraniego. El Real Madrid es uno de los clubes que más están sonando por la posibilidad de que haga algún fichaje importante y, aunque de cara a este mes de enero no vayan a hacer ningún movimiento más, de cara a la próxima temporada se prevén grandes cambios en la plantilla.

Noticias relacionadas

Por este motivo, varios de los jugadores importantes de grandes equipos europeos han sonado con fuerza como posibles fichajes del Real Madrid. Este es el caso de Harry Kane. El delantero inglés ha sido vinculado con la entidad de Concha Espina desde hace varias campañas, y lo mismo ocurrirá el próximo verano.

De hecho, según asegura el diario AS, el Real Madrid ya ha preguntado al Tottenham por el precio que podrían al ariete si intentarán una operación el próximo verano, y la respuesta no hace ser muy optimista a la entidad madridista. El cuadro spur ha tasado a Kane en 350 millones de euros, una cantidad que impediría el adiós de la estrella de su plantilla de cara a la próxima temporada.

Varios son los jugadores del Tottenham que tienen su futuro en duda. El caso más claro es el de Eriksen. Sin embargo, la entidad londinense están trabajando para que sus estrellas continúen en el equipo y puedan seguir jugando en su flamante nuevo estadio que se inaugurará en marzo.

Pochettino junto a Eriksen y Kane Reuters

El Madrid no tiene prisa

Por su parte, el Real Madrid no tiene prisa por cerrar fichajes de cara a la próxima temporada. El conjunto blanco esperará al final de la temporada para hacer balance. Los títulos que se puedan conseguir y la imagen del equipo harán que en la entidad de Chamartín afronten el mercado de fichajes de una manera u otra.

[Más información: Pochettino y el futuro de Eriksen: "Tiene derecho a tener diferentes sueños"]