El Real Madrid se sacudió los fantasmas de los últimos partidos y derrotó con claridad al Leganés en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey en el Santiago Bernabéu, consiguiendo así la primera victoria del año. Sergio Ramos de penalti, Lucas Vázquez y Vinicius marcaron los goles de los blancos.

A la conclusión del encuentro Mauricio Pellegrino, entrenador del Leganés, analizó el encuentro y comenzó afirmando que el resultado había sido abultado para lo visto en el terreno de juego. "Si se mira o analiza las ocasiones de gol de ambos equipos ha estado parejo el partido. El penalti cambia todo. Y el segundo gol es el que más golpea al equipo. Han hecho bastante poco para marcar tanto", comentó el técnico.

Para Pellegrino "el partido ha estado abierto hasta el 2-0", un gol que llegó en la segunda parte cuando Benzema aprovechó un error de Bustinza para dejar a Vinicius sólo contra el portero, que sirvió en bandeja el gol a Lucas Vázquez. También se ha quejado del arbitraje, pues no tiene clara la pena máxima que el árbitro concedió sobre Álvaro Odriozola. "El penalti me parece una jugada muy dudosa y nos ha marcado mucho", afirmó.

Penalti sancionado de Gerard Gumbau a Álvaro Odriozola REUTERS

"Tenemos poco que perder en la vuelta"

A pesar de todo también quiso sacar algunas conclusiones positivas del partido: "Sacamos que hemos cerrado bien al Madrid. Jugadores sin mucho minutos han estado bien. El equipo está creciendo y está faltando convicción", aseguró Pellegrino.

"Tenemos poco que perder en la vuelta, intentaremos hacer el primero en Butarque y después el segundo para tener más cerca el tercero, esa es nuestra ilusión para el partido de vuelta", concluyó Pellegrino, que ahora tiene la difícil tarea de cara a la vuelta de intentar remontar tres goles frente al Real Madrid si quiere seguir vivo en la competición.

[Más información: Las mejores imágenes del Real Madrid - Leganés]