La situación del Real Madrid se ha vuelto todavía más delicada tras los últimos resultados. El empate contra el Villarreal y la derrota contra la Real Sociedad han hecho daño y se necesita dar un giro al momento que atraviesa el equipo. Los señalados para protagonizar este cambio son los más jóvenes, algunos de los cuales pueden ver multiplicadas sus oportunidades hasta final de temporada.

Noticias relacionadas

Vinicius

Vinicius pasa por su mejor momento desde que está en el Real Madrid. No ha dejado de crecer en el club blanco y empieza a ser difícil no ponerle en el once titular. Fue el mejor contra la Real Sociedad y lleva varios partidos siendo una de las pocas razones que levantan al aficionado de su asiento. Su calidad, su desparpajo y también su entrega han enamorado al madridismo que pide más y más del brasileño.

El choque contra la Real pudo ser un punto de inflexión para él. Aprovechó la oportunidad que tanto esperaba y ahora están por venir más. Contra el Leganés en Copa será la principal atracción y casi con total seguridad volverá a repetir titularidad contra el Betis por la sanción de Lucas Vázquez.

Marcos Llorente, en el Mundial de clubes. Reuters

Marcos Llorente

Marcos Llorente fue el gran descubrimiento de Solari con el que terminó el 2018. El 2019 no empezó bien para él por culpa de una lesión muscular (la primera de su carrera) que lo apartará hasta finales de enero. Sin embargo, el equipo le espera a su vuelta y es que Llorente ha pasado del total ostracismo a ser ahora una pieza cuanto menos interesante dentro del vestuario.

En los dos primeros partidos del año se le ha echado de menos. Casemiro no pasa por su mejor momento y Kroos y Modric están brillando más cuando se ven liberados de sus funciones defensivas. la tarea de Solari será encontrar un equilibrio entre los minutos de Casemiro y las oportunidades que se merece Llorente.

Reguilón

Marcelo está siendo uno de los claros señalados del momento actual del Madrid. El brasileño no está bien y en defensa está concediendo demasiado ante unos rivales que buscan su banda a conciencia. La culpa de su bajón la puede tener la poca continuidad que ha tenido este año por las lesiones y por eso Solari tiene que cuidar de un jugador que sigue siendo fundamental en el presente blanco.

Para ello, Reguilón ha de coger más protagonismo. El canterano está preparado para entrar más en el equipo y dar ese necesario descanso a Marcelo. Cuando ha jugado lo ha hecho bien y su madurez le coloca como un seguro atrás, mientras que su aportación ofensiva es bastante buena. En Copa volverá a tener una importante oportunidad para seguir convenciendo.

Brahim Día, durante su presentación con el Real Madrid REUTERS

Brahim

Brahim es el último en llegar, pero no por eso se va al final de la cola. Solari tiene que evitar darle responsabilidades de primeras a una joya que, como Vinicius, está llamada a ser clave en el futuro del Madrid. Sin embargo, tal y como está este Real Madrid, la temporada se está poniendo de cara para que estas promesas se vayan convirtiendo en una realidad.

El ex del City llega con hambre, con mucha hambre. Lo dejó claro una y otra vez en su presentación el pasado lunes. Esta listo para jugar y quiere hacerlo cuanto antes. Este miércoles puede tener una buena oportunidad para debutar en el Santiago Bernabéu. Estará en la lista de convocados de Solari. El fin de semana, sin Lucas, será la primera opción que tenga el técnico en el banquillo. Brahim quería minutos y los va a tener de primeras.

[Más información: Cómo funciona el VAR, cuándo debe intervenir y por qué protesta el Real Madrid]