Como cada temporada, el Real Madrid abría sus puertas para dejar marchar a jugadores que no tenían hueco en su plantilla. Varios futbolistas se marchaban cedidos en busca de los minutos que, de lo contrario, tendrían muy complicado disfrutar debido a la gran competitividad que hay en la plantilla del cuadro merengue. La mayoría de estos jugadores están teniendo buenas temporadas, como Achraf, Odegaard Kovacic, pero no a todos les va igual de bien.

Noticias relacionadas

Hay tres futbolistas cedidos por el Real Madrid que este curso no están teniendo mucha suerte hasta la fecha. Este trío ha tenido poco protagonismo en la primera parte de la campaña, y esperan que desde el mes de enero hasta el final de la temporada las cosas cambien para convencer a la entidad de Concha Espina de que merecen volver y ganarse un puesto en el equipo de cara a la próxima temporada.

Lunin entrenando con el Leganés Foto: Twitter (@lunin_oficial)

Lunin y la falta de minutos en el Leganés

Andriy Lunin llegaba este verano al Real Madrid, pero el overbooking bajo los palos que tenía el equipo bajo los palos hizo que tuviera que buscar un equipo que le permitiera adaptarse y comenzar a crecer en la liga española. Finalmente el elegido fue el Leganés, que permitía al equipo blanco seguirle de cerca.

Sin embargo, los primeros meses de competición no han sido fáciles para Lunin. Mauricio Pellegrino no le ha dado muchas oportunidades, de hecho, el ucraniano solo ha jugado cuatro partidos, dos en la Copa del Rey y dos en La Liga. Ante esta situación, el Real Madrid puede buscarle un nuevo equipo en el que pueda crecer para volver al equipo el verano que viene siendo un mejor guardameta y con más experiencia en España.

James Rodríguez, en un partido del Bayern Múnich Reuters

James y su pérdida de protagonismo en el Bayern

James Rodríguez se marchó cedido al Bayern Múnich hace dos veranos, y no le fue mal. El colombiano comenzó a hacerse un hueco hasta convertirse en uno de los jugadores importantes de la plantilla. Sin embargo, todo ha cambiado esta campaña. El cafetero ha tenido una pérdida de protagonismo en el equipo importante y apenas ha jugado once partidos.

Además, su relación con Niko Kovac no es la mejor. La falta de oportunidades hizo que el enfado de James fuera creciendo, lo que no ayudó a su situación. Por todo ello, su continuidad en el Bayern Múnich parece cada día más lejana. Sin embargo, si quiere convencer al Real Madrid para que le haga un hueco en el equipo necesita en estos meses darle la vuelta a situación y convencer a su técnico de que merece minutos para volver a mostrar su mejor nivel, con el que brilló en su primera temporada en la capital española.

Borja Mayoral. Foto: Instagram (@borjitamayoral)

Mayoral y sus problemas con el gol

Algo parecido a lo de Lunin le pasó a Borja Mayoral en verano. El delantero iba a ser el segundo delantero de la plantilla madridista, sin embargo, la llegada de Mariano hizo que su situación diera un giro total. No iba a disfrutar de minutos y decidió buscar una salida.

El Levante consiguió convencer tanto al futbolista como al Real Madrid para irse cedido este curso, y las cosas no le van del todo bien. Pese a que está disfrutando de minutos y titularidades, le está costando ver puerta con facilidad. Hasta el momento solo ha conseguido marcar dos goles, uno en Copa del Rey y otro en La Liga, un pobre balance para volver al cuadro merengue. Por ello, si quiere demostrar que las grandes expectativas que había puestas en su futuro son ciertas, tiene que aprovechar estos meses para explotar definitivamente y demostrar que puede competir al máximo nivel para convencer al Madrid de que no necesita fichar a otro delantero centro para la temporada que viene.

[Más información: Kovac: "James está de nuevo con el equipo"]