Solari, en un partido del Real Madrid de La Liga

Solari, en un partido del Real Madrid de La Liga EFE

Fútbol REAL MADRID

Los fallos de Solari en 2019

Noticias relacionadas

Segundo partido del 2019 para el Real Madrid y primera derrota. El conjunto blanco aún no sabe lo que es ganar en el nuevo año ya que al empate en el Estadio de la Cerámica frente al Villarreal el pasado jueves, se suma el duelo perdido frente a la Real Sociedad en el Santiago Bernabéu este domingo 6 de enero. Un duro varapalo para el equipo merengue, que esperaba esta cita para alejar fantasmas y dar un golpe sobre la mesa en La Liga.

Estos dos primeros partidos del año dejan un principal señalado en la casa blanca: Santiago Hernán Solari. El entrenador argentino llegó al banquillo madridista a finales del mes de octubre en sustitución del entonces destituido Julen Lopetegui. Su desembarco causó expectación y esperanza por los primeros resultados, algo que llevaron a ser ratificado como técnico del primer equipo y también a firmar la renovación con el club.

El 2018 acabó con un título para su Madrid, el Mundial de Clubes, pero las críticas ya asomaban después de algunos pinchazos en el campeonato doméstico. Estas voces en contra del trabajo de Solari han aumentado con la llegada del nuevo año. Sus errores ante Villarreal y Real Sociedad han evidenciado que algo falla en su planificación de los partidos. Las cinco claves de los fallos del entrenador rosarino en este 2019:

Discurso ante los medios

Uno de los focos de la polémica con el míster merengue son sus comparecencias ante los medios de comunicación. El discurso posterior al partido contra el 'submarino amarillo' no gustó a un madridismo decepcionado. Santi Solari dijo entonces que no se puede considerar un empate como malo, algo que molestó y mucho, ya que sumando de uno en uno no se alcanza prácticamente ni la salvación.

Solari, en rueda de prensa

Solari, en rueda de prensa

Esto le fue achacado en la comparecencia previa al encuentro frente a los txuri-urdin. Sin embargo, sus respuestas tampoco convencieron entonces. Su discurso ya fue puesto en cuestión a las primeras de cambio con aquella famosa frase de "poner cojones". Pero ahora ha estallado la situación, aunque tras el pinchazo frente a la Real se le pudo ver más serio, comedido y también al ataque por las decisiones arbitrales.

Falta de intensidad en los primeros minutos

El inicio de los encuentros se ha convertido en el gran talón de Aquiles del Real Madrid. Frente al Villarreal ya se puso el partido muy cuesta arriba con el tempranero gol de Santi Cazorla. Pero no solo no se aprende de los errores, sino que se repiten de forma sistemática. El primer tanto de los donostiarras llegó en el minuto 2. Después de un error de Marcelo, Casemiro acabó cometiendo penalti sobre Mikel Merino que, a la postre, hizo bueno Willian José ante Courtois.

Cambios ineficientes

Los revulsivos que está utilizando Solari tampoco están funcionando. Contra el 'submarino amarillo' el pasado jueves, el relevo de Isco por el lesionado Gareth Bale no surtió el efecto deseado. Muchos fueron los que pidieron entonces a Vinicius. Pero el brasileño solo estuvo los minutos finales sobre el terreno de juego, insuficiente para hacer daño a los rivales.

Isco saliendo a calentar en el partido contra el Villareal.

Isco saliendo a calentar en el partido contra el Villareal.

Este Día de Reyes tampoco los cambios tuvieron la influencia que debían. Toni Kroos ha sido sustituido en ambos encuentros, perdiendo así el Madrid el equilibrio en el centro del campo. Isco Alarcón volvió a ser el primer elegido para ingresar en el campo, pero el mediapunta de Arroyo de la Miel dista mucho de estar en su mejor versión y eso el equipo lo nota demasiado. Reguilón y Ceballos fueron los otros elegidos contra el Villarreal para dar aire fresco, pero en el minuto 77 y 80, respectivamente, con muy poco margen de maniobra.

Este Madrid no remonta

La gran cuenta pendiente del Real Madrid de Solari y, en general, del equipo blanco a lo largo de la 2018/2019 es que no sabe remontar. Los partidos que se ponen adversos durante los primeros minutos o a lo largo del choque se le atragantan a un equipo que está demasiado acostumbrado a relajarse cuando tiene el marcador a favor, como ocurrió contra el Villarreal.

Alineaciones polémicas

Si algo se le ha cuestionado al entrenador argentino son sus onces titulares. Santi Solari desembarcó en el banquillo madridista diciendo que jugaría el que mejor estuviese, pero en los últimos duelos se ha ido diluyendo esa meritocracia. El 4-3-3 se ha definido como el sistema favorito del rosarino, pero la titularidad por decreto de Bale hasta su lesión o de Marcelo ha traído consigo numerosas críticas. Así como que Vinicius solo haya sido de la partida en el campeonato doméstico, precisamente, en este partido contra el Villarreal, en el que fue el mejor de los futbolistas que pisaron el terreno de juego del Santiago Bernabéu.

[Más información: Sergio Ramos y el arbitraje: "Lo de hoy es para echarse las manos a la cabeza"]