Solari, durante la final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Al Ain

Solari, durante la final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Al Ain Reuters

Fútbol REAL MADRID

El nuevo puzle de Solari: alternativas a Bale en ataque

El inicio de año del Real Madrid no ha sido como el que todos esperaban después de acabar el 2018 ganando el Mundial de Clubes por tercera temporada consecutiva. Precisamente, durante la disputa del campeonato intercontinental se aplazó el encuentro de La Liga entre el equipo merengue y el Villarreal. Este jueves 3 de enero, el conjunto blanco visitó el Estadio de la Cerámica, del que acabó sacando un empate que supo a derrota tras una notable actuación de Santi Cazorla.

Las tablas en el marcador fueron todavía más amargas después de conocerse la lesión de Gareth Bale. El internacional galés se quejó de un golpe prácticamente al final de la primera mitad. Fue atendido por los servicios médicos, pero decidió continuar en el campo. Se le veía con molestias y una vez reanudado el encuentro tras el descanso, el '11' blanco se quedó en el banquillo. A falta de las pruebas médicas pertinentes a las que se someterá este sábado, se habla de dos semanas de baja.

Sin 'El Expreso de Cardiff' por lesión, Solari deberá decidir quiénes forman el ataque del conjunto blanco frente a la Real Sociedad este domingo, el Día de Reyes. Unos días más tarde, el miércoles 9, llegarán los octavos de la Copa del Rey y la revancha frente al Leganés después del 'pepinazo' de la pasada campaña. Pero el extremo galés no es el único atacante que está de baja, ya que los merengues tampoco pueden contar con Marco Asensio y Mariano.

Bale, durante el Huesca - Real Madrid de La Liga

Bale, durante el Huesca - Real Madrid de La Liga Reuters

Con estas bajas, Santiago Hernán Solari deberá resolver un nuevo puzle desde que se hizo con las riendas del primer equipo. El entrenador rosarino cuenta para los próximos compromisos con un solo '9' y con dos extremos, precisamente uno diestro y otro zurdo. Pero el argentino podría optar por cambiar el habitual sistema por el que ha apostado durante las últimas semanas para alinear a cuatro de sus jugadores en el centro del campo. Las diferentes alternativas son:

Vinicius por la izquierda

Esta opción sería la de hombre por hombre. Gareth Bale ha venido ocupando la banda izquierda desde que Solari fuese nombrado como el sustituto en el banquillo de Julen Lopetegui. Desde su llegada al Real Madrid, el ex del Tottenham había venido ocupando el flanco diestro ya que el carril izquierdo era para Cristiano Ronaldo de forma incuestionable.

Así, Vinicius Júnior es el sustituto natural del futbolista galés, quien además del partido frente a la Real Sociedad se perderá el duelo de ida de la Copa del Rey contra el Leganés y también el duelo frente al Betis del domingo 13, volviendo, previsiblemente, para el choque contra el Sevilla.

REAL MADRID CSKA MOSCÚ

REAL MADRID CSKA MOSCÚ Rodrigo Jimenez Agencia EFE

El extremo brasileño ha ido acumulando minutos con los 'mayores' después de iniciar la presente campaña con más protagonismo en las filas del Castilla que con el primer equipo. Sin embargo, el madridismo quiere más Vinicius. El joven de 18 años es una de las grandes ilusiones y podría ser la gran, y grata, sorpresa del once titular contra los txuri-urdin.

Isco en la mediapunta

Otra de las variantes a la baja de Gareth Bale que podría estudiar Solari probar para compromisos que están a la vuelta de la esquina es colocar a Isco por detrás de la dupla atacante, la cual estaría formada, presumiblemente, por Karim Benzema y Lucas Vázquez, ya que el gallego se ha ganado el favor de su míster después de su gran compromiso y trabajo diario.

Ceballos o Valverde en una línea de cuatro en la medular

También con un 4-4-2, aunque con diferente formación en el centro del campo, podría formar el Madrid ante la Real Sociedad si el técnico argentino opta por colocar junto a los teóricos titulares Casemiro, Modric y Kroos a Dani Ceballos o Fede Valverde. Con esta variante al puzle, el equipo merengue formaría con dos pivotes y dos interiores, más la pareja de ataque por delante.

[Más información: El Real Madrid nunca muere. La opinión de Jorge Calabrés]