Keylor Navas, durante el calentamiento de la Supercopa de Europa

Keylor Navas, durante el calentamiento de la Supercopa de Europa REUTERS

Fútbol REAL MADRID

El mes de Keylor Navas: evasión o Copa

Enero llega fuerte para el Real Madrid. Además de partidos de La Liga, el equipo blanco hará frente a los octavos de final de la Copa del Rey. De superar al Leganés en esta ronda, el que fuera su verdugo en la pasada edición de la competición, también disputarían los merengues a finales de este mes los cuartos. En especial, estos primeros días del 2019 pueden ser claves para un Keylor Navas que ha ido perdiendo protagonismo en el equipo con el paso de las semanas.

El costarricense comenzó la campaña 2018/2019 alternando bajo los tres palos con Thibaut Courtois. El arquero tico ya sabía desde verano, cuando se fichó al internacional belga, que no lo tendría nada fácil para mantener la titularidad a lo largo del curso. Con Julen Lopetegui ocupando el banquillo madridista fue repartiéndose los partidos del campeonato doméstico con el ex del Chelsea, siendo él el que disputó los tres primeros encuentros de la fase de grupos de la Champions League.

Sin embargo, todo eso cambió con el relevo en el banquillo del Santiago Bernabéu. Tras un mes de octubre para el olvido, desde el Real Madrid se decidió que la etapa de Lopetegui como entrenador merengue debía poner su punto y final tras la debacle en El Clásico. Entonces fue nombrado Solari como entrenador, primero de forma interina y después de manera definitiva. El argentino ya en el pasado afirmó que no era amigo de las rotaciones en la portería y así lo ha confirmado con sus actos.

Santiago Hernán Solari ha dado la titularidad tanto en La Liga como en la máxima competición continental a nivel de clubes a Courtois, mientras que Keylor Navas ha sido el elegido para disputar la Copa del Rey. Así, Kiko Casilla se quedaba sin opciones y es el único integrante del primer equipo que todavía no ha disputado ningún minuto oficial en la presente temporada. Sin embargo, el foco de atención está puesto en el internacional costarricense, con el que el Real Madrid ha ganado las tres últimas 'Orejonas'.

Keylor Navas en un entrenamiento de Champions League

Keylor Navas en un entrenamiento de Champions League

Keylor está ante su mes más importante en lo que va de curso. La competición copera llega para quedarse este enero y Navas es el elegido para defender la portería madridista en este torneo, por lo que podría estar ante el momento de su reivindicación en el Real Madrid. Pero también será importante el mes de enero porque la ventana de transferencias del mercado de invierno se abrió este martes y continuará así hasta el 31. Ahora le toca al tico tomar una decisión sobre su futuro más inmediato.

Por un lado, tiene ante sí la opción de quedarse en el club blanco y luchar por un puesto complicado de arrebatar a Courtois, además de jugar la Copa del Rey e intentar llevar al equipo hasta la esperada final. Por otro, está la opción de salir y buscar un hueco en un grande. Esta alternativa parece poco probable en estos momentos, aunque desde algún sector se ha especulado con una posible intentona del Arsenal para hacerse con sus servicios. Lo que está claro es que de quedarse, enero sería su gran oportunidad.

Sin Champions League por castigo

La última gran decepción de Keylor Navas fue quedarse fuera del último partido de la fase de grupos de la Champions League. El Real Madrid ya había logrado hacerse con el billete para los octavos de la competición continental como primero de grupo, por lo que poco más había en juego frente al CSKA. Sin embargo, la sorpresa saltó cuando el costarricense se volvió a quedar en el banquillo. Ahora, Jugones ha revelado que todo fue por un problema de rendimiento en los entrenamientos diarios del equipo blanco que Santi Solari había detectado.

[Más información: Andrea Salas, mujer de Keylor Navas, apoya al portero en su momento más difícil]