El Real Madrid había seguido una política de fichajes muy clara en los últimos años. La entidad de Concha Espina incorporaba a los jugadores que le interesaban en verano y, con ese grupo, apostaba hasta el final de la temporada. El mercado invernal había sido obviado en el conjunto blanco por las contraindicaciones que tenía incorporar a jugadores a mitad de temporada a una plantilla ya hecha, y los resultados no fueron malos.

Noticias relacionadas

Sin embargo, este año la situación ha cambiado. El Real Madrid se ha fijado en Brahim Díaz, siguiendo la estela de jóvenes fichajes de los últimos años. El joven futbolista malagueño acaba contrato a final de temporada, una oportunidad única para hacerse con uno de los futbolistas más prometedores del fútbol español. Sin embargo, ante la posibilidad de que pudiera escapársele a otro de los grandes clubes de Europa que les interesa, como el PSG, han decidido dar un paso al frente y cerrar su incorporación este mismo mes de enero.

De esta manera, el Real Madrid se asegura la incorporación de Brahim Díaz, y de paso se lo arrebata a uno de los grandes competidores por la Champions League de cara al futuro, el Manchester City. Además, el precio es ridículo, comparándolo con las grandes cifras que se manejan hoy en día. El cuadro merengue solo pagara unos 15 millones de euros.

Lucas Silva. Foto: Twitter (@Cruzeiro)

El mercado invernal y el Real Madrid

Si bien en los últimos años el Real Madrid no había acudido al mercado invernal, no han sido pocos los jugadores que se han incorporado al conjunto blanco en el mes de enero, concretamente otros 19 futbolistas. El último fue Lucas Silva, en 2015, aunque no tuvo una larga carrera en el conjunto blanco.

Sin embargo, a pesar de que el fichaje del jugador brasileño no salió bien, antes que Lucas llegaron hombres como Higuaín, Gago Marcelo, que, con mayor o menor protagonismo, tuvieron una estancia más prolongada en la primera plantilla del equipo blanco, que en el caso del lateral todavía dura. Además, estos tres jugadores tienen algo en común con Brahim, llegaron muy jovenes al club, ya que ninguno superaba los 21 años a su llegada.

Pero este trío no fueron los únicos que tuvieron éxitos en el Real Madrid incorporándose al equipo en enero. Hombres como PanucciKarembeu Savio Bortolini, que consiguieron ganar la Champions League con el cuadro merengue, en el caso del brasileño hasta en tres ocasiones.

Marcelo Vieira, durante el partido frente al Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu EFE

Marcelo, el ejemplo a seguir

Brahim Díaz llegará al Real Madrid muy joven. A sus 19 años afrontará uno de los retos más importantes, si no el que más, que puede vivir un futbolista. Sin embargo, el éxito que pueda tener el malagueño dependerá de la valentía y el descaro con el que lo afronte. De hecho, el mejor ejemplo a seguir es Marcelo, pieza clave en el equipo de Santi Solari.

El lateral llegó al Real Madrid procedente del Fluminense con solo 18 años. En un principio, en el club estuvieron planteándose cederle para que tuviera minutos en otro equipo al máximo nivel, algo a lo que el propio Marcelo se negó. Finalmente consiguió hacerse un hueco en el primer equipo con un rol secundario. Sin embargo, a base de esfuerzo y trabajo, su importancia en el equipo ha ido aumentando con el paso de los años hasta convertirse en el segundo capitán del equipo madridista.

Este es el camino a seguir por Brahim Díaz. El andaluz llegará este mes de enero en busca de los minutos que no ha podido tener en el Manchester City de Pep Guardiola. Sin embargo, tendrá que ir poco a poco, aprovechando los minutos que le pueda dar Solari para adaptarse al equipo lo más rápidamente posible e ir demostrando por qué el Real Madrid ha apostado por su incorporación.

[Más información: De Odegaard a Brahim Díaz: las perlas fichadas por el Real Madrid desde 2014]