El Real Madrid ha cerrado el año 2018 de la mejor manera, con un nuevo título del Mundial de Clubes, el tercero consecutivo. El cuadro merengue ha conseguido poner el broche de oro a un año en el que la cantera del conjunto blanco ha tenido un especial protagonismo en el primer equipo.

Noticias relacionadas

Tanto los canteranos que se han ganado un puesto en el primer equipo, como los futbolistas del Castilla que están teniendo la oportunidad de debutar en el conjunto blanco, los jugadores de La Fábrica ha tenido cierta parte de protagonismo en muchos de los partidos que ha jugado el conjunto blanco en este curso.

El ejemplo perfecto son los jugadores del primer equipo y más concretamente Marcos Llorente. El mediocentro se ha ganado con creces el rol importante que tiene actualmente en el equipo. El centrocampista ha respondido a la confianza de Santi Solari y esta brillando como no había podido hacerlo desde la temporada anterior.

Marcos Llorente, en la final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Al Ain Reuters

Otro ejemplo parecido es el de Lucas Vázquez. Aunque el gallego ya había sido importante en temporadas pasada con Zinedine Zidane, nunca antes había tenido sido tan titular como lo es actualmente, ya que con Solari ha partido en el once titular en nueve de los trece partidos que lleva el argentino en el banquillo del primer equipo del conjunto blanco.

Además de estos dos futbolistas, otros siete futbolistas mas del primer equipo forman parte de la plantilla en la que, con mayor o menor protagonismo, están para ayudar al equipo de Solari a conseguir los títulos esperados. Casilla, Reguilón, Nacho, Carvajal, Casemiro, Mariano Valverde son una parte importante de la actual plantilla merengue.

La presencia del Castilla en el primer equipo

Pero no solo los que están actualmente en el primer equipo brillan con el Real Madrid. Hay jugadores del Castilla que vienen fuerte y ya están llamando a la puerta del primer equipo, una puerta que Solari ha demostrado que está dispuesto a abrir. El ejemplo más claro de este caso es el de Javi Sánchez.

El central del primer filial madridista ha formado parte del primer equipo en los últimos meses, incluso ha viajado a Emiratos Árabes para la disputa del Mundial de Clubes. El central parecía un parche para los problemas que el primer equipo había tenido con las lesiones en defensa, pero ha demostrado que apunta buenas maneras para ocupar un puesto en el centro de la zaga, como demostró frente al Melilla y contra el CSKA de Moscú en la Champions League.

Cristo celebra su hat-trick ante el Sanse

Pero además del zaguero, otros tres futbolistas han debutado este curso con Solari en el primer equipo. El primero de ellos fue Cristo. El canario está haciendo una gran temporada en el Castilla que se vio recompensada con su debut en la Copa del Rey frente al Melilla en el partido de ida de la eliminatoria. Pero además de la felicidad por el debut, la sensación de alegría fue mayor cuando consiguió marcar su primer gol, el cuarto del partido.

Además, en la partido de vuelta, Franchu y Fidalgo también vivían su estreno con la elástica madridista. Tanto el extremo como el centrocampista tenían la oportunidad de jugar sus primeros minutos con el primer equipo frente al conjunto melillense, en una tarde que jamás podrán olvidar.

La gran temporada del Castilla

Pero el primer equipo no es el único equipo que está viviendo un momento feliz. El Castilla, bajo el mando de Manolo Díaz, está cuajando la mejor temporada de los últimos años. Terceros en la clasificación, y a un punto del líder, el Fuenlabrada, tienen opciones reales de meterse en los playoffs de ascenso a Segunda División.

Tras unos años en los que los objetivos no pudieron verse cumplidos, el primer filial blanco ha conseguido llenar de ilusión a todos los aficionados con una camada de jugadores que está brillando en Segunda B.

[Más información: La peculiar felicitación navideña de Marcos Llorente en el desierto]