Isco junto a Asensio y Casilla

Isco junto a Asensio y Casilla ALI HAIDER Agencia EFE

Fútbol REAL MADRID

La gran depresión de Isco

Noticias relacionadas

Las últimas semanas de Isco Alarcón en el Real Madrid no han sido fáciles. El malagueño no ha conseguido mostrar su mejor nivel desde la operación de apendicitis. Esto ha hecho que Santi Solari no haya contado tanto como podría con el malagueño. De hecho, solo ha sido titular en dos partidos con el argentino, ante el Melilla en la Copa del Rey y el CSKA de Moscú en la Champions League.

Con esta situación llegaba Isco al Mundial de Clubes. El andaluz buscaba dar un golpe en la mesa y aprovechar los minutos que tuviera en el torneo. Pero el panorama no le ha ido mucho mejor. Ante el Kashima Antlers pudo saltar al campo en la segunda parte, y no dejó malas sensaciones, pero en la final de la competición la cosa fue totalmente diferente.

Ante el Al Ain, Isco volvía a ser suplente, lo que suponía que habría que esperar hasta la segunda parte para ver si volvía a ser uno de los cambios o no, y en esta ocasión, a pesar de calentar, no pudo saltar al campo, al contrario que Casemiro, Vinicius Dani Ceballos. Esto ha hecho que se hable todavía más sobre su situación, y más teniendo en cuenta la tristeza que se le vio durante el encuentro y la celebración, salvo en el abrazo de Sergio Ramos en su gol.

Ramos e Isco celebran el gol

Ramos e Isco celebran el gol MAHMOUD KHALED Agencia EFE

El balance final de su Mundial de Clubes son 22 minutos entre los dos partidos, una presencia casi testimonial, lo que demuestra que su importancia en el equipo está lejos de ser la de hace unos meses. El nivel de Isco está muy por debajo de lo que hacer, y por ello, en Emiratos Árabes, Solari decidió apostar por otros futbolistas, en especial en la final.

Isco se mantuvo en un segundo plano

El Real Madrid explotó de júbilo tras el pitido final. Todos los jugadores mostraron su alegría por un nuevo título. En cambio, en el caso de Isco, se mantuvo durante toda la celebración en un segundo plano. No se le vio con la misma efusividad que al resto de la plantilla, incluso llegó a no dar la vuelta de honor al campo tras el partido.

A pesar del título, el mal momento que está atravesando le pesaba más. A pesar de los guiños que pudieran tener sus compañeros, Isco estaba algo ausente durante los festejos, dejando claro que su cabeza, a día de hoy y en su peor momento, no está para muchas alegrías.

Isco, en el Mundial de Clubes

Isco, en el Mundial de Clubes Reuters

El objetivo de sobreponerse

No jugar la final del Mundial de Clubes ha sido un palo para Isco. Sin embargo, el ex del Málaga tiene por delante la tarea de sobreponerse e intentar recuperar un rol importante. Ahora tiene un pequeño descanso por Navidad, en la que el Real Madrid no volverá a competir hasta enero, y será un buen momento para pensar en lo ocurrido y ver cómo puede levantar el vuelo.

En estos días puede trabajar junto a sus compañeros en la Ciudad Real Madrid y volver a la competición el próximo 3 de enero de la mejor forma posible. El primer mes del año deparará una buena cantidad de partidos, sobre todo si el cuadro merengue va pasando rondas de la Copa del Rey, por lo Isco tendrá oportunidades para poder sacar su mejor versión sobre el terreno de juego.

La entidad de Concha Espina se enfrenta al Villarreal en la jornada aplazada por el Mundial de Clubes. Será la primera oportunidad para Isco de comenzar su recuperación y convencer de una vez por todas a Solari de que merece volver a ser titular y un jugador clave como lo fue en las temporadas pasadas.

[Más información: Valdano: "El gesto de Ramos con Isco es compañerismo, no hay que ir más lejos"]