Vinicius Junior celebra 'su' gol en la final de Mundial de Clubes

Vinicius Junior celebra 'su' gol en la final de Mundial de Clubes MAHMOUD KHALED Agencia EFE

Fútbol REAL MADRID

La flor de Vinicius: el idilio del brasileño con los goles imposibles

Noticias relacionadas

Vinicius Junior ha vuelto a ser determinante. El joven jugador brasileño, de tan solo 18 años, saltó al terreno de juego en el minuto 84 de la final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Al Ain. A los pocos minutos, en el 92', realizó una jugada que propició el 4-1 definitivo.

El exjugador del Flamengo recibió el balón en la banda izquierda, desbordó a su defensor con la calidad que acostumbra y ejecutó un pase horizontal que el defensor del Al Ain Yahia Nader desvió y acabó marcando en propia puerta. Una imagen que a muchos les recordó precisamente el primer gol de Vinicius con la elástica del primer equipo blanco.

Experto en goles de rebote

Por aquel entonces, 3 de noviembre, el joven talento disputaba su cuarto partido con el primer equipo. Era la jornada 11 de La Liga y el Real Madrid no lograba pasar del empate a cero ante el Real Valladolid en el estadio Santiago Bernabéu. Vinicius, que entró al campo en el minuto 73 sustituyendo a Marco Asensio, fue el encargado de tal importante tarea.

Diez minutos después de saltar al terreno de juego, recortó en la frontal y soltó un disparo que, tras rebotar en Kiko Olivas, se introdujo en la meta defendida por Jordi Masip. Otro gol de rebote que suscitó muchas burlas por parte del sector más antimadridista de la prensa, que sigue pidiendo cosas imposible a un chico de tan solo 18 años. Pero Vinicius hace oídos sordos y sigue a lo suyo, contribuyendo al equipo con su velocidad, ilusión, desborde y goles, aunque estos lleguen de rebote.

Volviendo al encuentro ante el conjunto pucelano, Sergio Ramos se encargaría de marcar, desde el punto de penalti, el 2-0 definitivo. Por otro lado, y regresando al Zayed Sports City Stadium de Abu Dabi, donde el Real Madrid se ha vuelto a proclamar Campeón del Mundo por séptima vez -tercera consecutiva y cuarta en los últimos cinco años-, Vinicius ha ganado, a nivel de clubes, su primer título. La flor del brasileño sigue intacta.

La joven esperanza

Merece recordar, no obstante, que Valladolid y Al Ain no han sido las únicas víctimas del joven extremo por el que el Madrid pagó 45 millones de euros. Frente a la Unión Deportiva Melilla, Vinicius firmó dos partidazos, tanto en la ida como en la vuelta de los dieciseisavos de la Copa del Rey.

En el Estadio Álvarez Claro, el brasileño no marcó, aunque sí tuvo tiempo para dar dos asistencias, a Marco AsensioCristo González. El Madrid ganó por 0-4 el primer partido que Vinicius jugó como titular y, hasta la fecha, el único en el que ha disputado los noventa minutos con el primer equipo.

No sucedió así en la vuelta, donde el Madrid aplastó de nuevo al modesto equipo de Segunda B, esta vez con un 6-1. El joven extremo partió como titular, pero fue sustituido a los 78 minutos para que su técnico, Santiago Solari, diera entrada a Álvaro Fidalgo.

Aún así, tres minutos antes anotó el que era su segundo gol con el primer equipo. Tras desbordar a su par como tantas veces se le ha visto, ejecutó un disparo que fue detenido inicialmente por Pedro Moreno, portero del conjunto melillense. Sin embargo, como si de una suerte divina se tratara, el balón rechazado volvió a caerle en los pies a un Vinicius que no perdonó en su segundo tiro.

Precisamente el propio Solari ha sido el gran artífice del crecimiento de Vinicius en el Real Madrid. Ya le tuvo a sus órdenes en el filial, el Castilla, donde el brasileño brilló con luz propia marcando cuatro goles y repartiendo una asistencia en cinco partidos. Tras gozar de únicamente doce minutos bajo las órdenes de Julen Lopetegui -dos ante el Atlético de Madrid y diez frente al Deportivo Alavés-, el técnico argentino le está dando la confianza que necesita.

[Más información: Caio, futbolista del Al Ain: "Vinicius va a dar muchas alegrías al Real Madrid"]