El Real Madrid, campeón del Mundial de Clubes 2018

El Real Madrid, campeón del Mundial de Clubes 2018 Reuters

Fútbol REAL MADRID

De la Champions al Mundial: las claves del reinado del Real Madrid en los últimos tres años

El Real Madrid vuelve a cerrar el año 2018 como lo hizo en 2016 y 2017, ganando el Mundial de Clubes. Así, los blancos se van de vacaciones navideñas con un nuevo título en su palmarés y habiendo vuelto a hacer historia como ha hiciese hace tan solo unos meses en la Champions League. Ganar de forma consecutiva durante tres temporadas la máxima competición continental a nivel de clubes provoca que también se opte a salir victorioso en tres años seguidos en el torneo internacional que reúne a los campeones de cada confederación, así como al campeón del país organizador.

Este éxito no es producto de la suerte, al contrario. La hegemonía del Real Madrid tiene que ver con el proyecto deportivo iniciado por Florentino Pérez en el que se unen los jugadores veteranos con una larga lista de jóvenes talentos. En los últimos años, el club de Concha Espina se ha vuelto famoso por conseguir hacerse con los servicios de futbolistas, tanto a nivel nacional como internacional, con mayor proyección del panorama futbolístico. Marco Asensio, Dani Ceballos, Fede Valverde o Vinicius Júnior son algunos de los mejores ejemplos a este respecto.

El pasado verano se produjeron importantes cambios en la casa blanca. Cristiano Ronaldo decidió cambiar Madrid por Turín, dejando así atrás una etapa de nueve años de éxitos, de récords y de historia en el Santiago Bernabéu. Mientras que también dijo adiós otro hombre importante en el organigrama del conjunto merengue a lo largo de este siglo, Zinedine Zidane. El entrenador francés, después de ganar tres Champions en poco más de dos años y medio como técnico del primer equipo, puso fin a su etapa en el banquillo madridista tras ganar La Decimotercera el pasado mes de mayo contra el Liverpool en Kiev. Pero la leyenda continúa y estas son las claves de la misma.

La flor de Zidane

La llegada de Zizou en el mes de enero de 2016 provocó un antes y un después en la historia del Real Madrid. El equipo venía por aquel entonces de unos meses de irregularidad y problemas con Rafa Benítez como míster merengue. El efecto Zidane no tardó mucho en surtir efecto. Con el francés fueron varios los jugadores que dieron un paso adelante. La mejor versión de los distintos componentes del vestuario fue saliendo a la luz y así se logró encadenar una racha triunfal tanto en La Liga como en la Champions.

Zidane, entrenador del Madrid, durante un partido del equipo

Zidane, entrenador del Madrid, durante un partido del equipo Reuters

Tan solo impidió que el equipo blanco cantase el alirón en la 2015/2016 un principio de campaña con más sombras que luces. Pero no hay que olvidar que desde que Zidane se hiciese con las riendas del Real Madrid, ningún otro equipo sumó tantos puntos en el campeonato doméstico como él hasta el final de la temporada. Donde sí consiguió reinar fue en la máxima competición continental. Con Zizou llegó La Undécima en Milán frente al Atlético de Madrid.

Con el técnico galo llegaron los dos cursos siguientes La Duodécima en Cardiff ante la Juventus y la ya mencionada decimotercera 'Orejona'. Además de los dos correspondientes Mundiales de Clubes en los años 2016 y 2017, entre otros títulos. El reinado del Real Madrid ya va camino de los mil días en el Viejo Continente y comienza la cuenta atrás para alcanzar esta misma gente como campeón del mundo.

Un grupo ambicioso

Hambre. Una de las claves del éxito del equipo blanco en los últimos años es, precisamente, un hambre voraz por continuar ganando títulos pese a lo conseguido anteriormente. Muchos son los pesos pesados que han incido en este. Modric, Marcelo o Sergio Ramos ya han asegurado que el día que no tengan esta ambición por seguir ganando será el momento de colgar las botas y dedicarse a otra cosa. Para enhorabuena de la afición blanca, sus ganas de vencer continúan intactas.

Jugadores del Real Madrid celebrando el Mundial de Clubes 2018

Jugadores del Real Madrid celebrando el Mundial de Clubes 2018 Reuters

A jugadores que lo han ganado todo como los anteriormente citados, Toni Kroos o Raphaël Varane, también se encuentran los jóvenes futbolistas que siempre soñaron con jugar en el Real Madrid para jugar y ganar partidos como el de este sábado 22 de diciembre contra el Al Ain emiratí. Vinicius Júnior, Álvaro Odriozola, Reguilón o Fede Valverde ya saben lo que es ganar un título vistiendo la elástica blanca. El primero de muchos.

El efecto Solari

La temporada 2018/2019 dio inicio sin Cristiano y Zidane, pero con Julen Lopetegui ocupando el banquillo. Con el exseleccionador nacional se perdió el primer título en juego, la Supercopa de Europa, a manos del Atlético de Simeone. Con el vasco, el equipo fue de más a menos hasta que la gota que colmó el vaso llegó en El Clásico. El Real Madrid dio entonces los mandos del vestuario a Santiago Solari, quien había venido dirigiendo al Castilla en los últimos años.

Con el argentino, los jugadores comenzaron a dar su mejor versión. Modric, Kroos, Varane y sobre Benzema comenzaron a tirar del carro, al tiempo que otros como Marcos Llorente o Lucas Vázquez ganaban peso y han acabado siendo incluso tan importantes que ambos han sido titulares en la final del Mundial de Clubes. El mediocentro, además, fue nombrado como MVP del duelo disputado en el Zayed Sports City Stadium. Así, el Real Madrid continuará siendo el mejor equipo del mundo al menos hasta diciembre de 2019. La leyenda continúa.

[Más información: Las mejores imágenes de la final del Mundial de Clubes entre el Real Madrid y el Al Ain]