Benzema y Ramos celebran un gol del Real Madrid

Benzema y Ramos celebran un gol del Real Madrid Reuters

Fútbol MUNDIAL DE CLUBES

El Real Madrid inicia el reto de un Mundial obligatorio ante el Kashima Antlers

Noticias relacionadas

El Real Madrid debuta en el Mundial de Clubes este miércoles 19 de diciembre (17:30 hora española). El rival de los blancos, actual campeón del torneo internacional, es el Kashima Antlers japonés, equipo al que ya se enfrentaron en la edición del año 2016. El conjunto dirigido por Santiago Hernán Solari llega a la cita después de pasar un primer tramo de la temporada complicado, cambio de entrenador incluido.

El equipo merengue aterrizó en los Emiratos Árabes Unidos con varios jugadores entre algodones. Mientras futbolistas como Nacho, Mariano o Bale se recuperaban de sus respectivas molestias, otros como Marco Asensio o Varane no podían acabar la primera sesión en tierras orientales. Sin embargo, en el entrenamiento de este martes, último antes del encuentro de semifinales, Solari ha podido contar con todos los efectivos excepto con Mariano Díaz -que se ha quedado finalmente fuera de la convocatoria definitiva-.

Así, el entrenador argentino podrá afrontar el Mundial de Clubes con sus pupilos preparados para levantar el que sería el tercer entorchado ganado de forma consecutiva, un reto que nadie ha conseguido antes. Para poder conseguirlo, el Real Madrid primero deberá superar al Kashima y lo hará con Sergio Ramos, Luka Modric y Karim Benzema como principales referencias. Los tres forman la columna vertebral del equipo de Santiago Solari y los tres saben lo que es ganar el torneo defendiendo la elástica blanca.

El gran reto de Solari

Desde que fue nombrado como entrenador del primer equipo, Solari ha conseguido subir puestos en la tabla de La Liga, conseguir superar los dieciseisavos de la Copa del Rey y alcanzar los octavos de final de la Champions League -y además hacerlo como primeros de grupo-. Ahora, el rosarino se enfrenta a su gran reto como técnico del Real Madrid: conseguir su primer título como míster.

Solari, en rueda de prensa del Mundial de Clubes

Solari, en rueda de prensa del Mundial de Clubes EFE

Muchos han comparado al argentino con Zinedine Zidane, aunque Santi Solari siempre ha intentado alejarse de cualquier comparación con el francés. El ahora entrenador blanco ascendió desde el Castilla tras la destitución de Julen Lopetegui después de un mes de octubre para el olvido y con El Clásico como gota que colmó el vaso.

Ganar el Mundial de Clubes supondría un golpe sobre la mesa del técnico rosarino, quien fue renovado por el Real Madrid el pasado mes de noviembre. Sumar su primer trofeo como míster blanco daría un golpe de efecto a su trayectoria en el club así como un empujón ante los detractores que no le ven capacitado para el cargo y continúan poniendo nombres de sus posibles sucesores sobre la mesa.

El Mundial de Bale

'El Expreso de Cardiff' se ha identificado desde que fichó por el Real Madrid en el verano de 2013 por ser un futbolista que nunca se esconde en las finales. El gol en la Copa contra el Barcelona, el 2-1 que puso en el marcador durante la prórroga en Lisboa o los dos bellos tantos que firmó frente al Liverpool en Kiev.

Gareth Bale es uno de los máximos goleadores de la actual plantilla en la competición, honor que comparte con su compañero en el ataque, Benzema. Los otros dos jugadores del plantel que ya saben lo que es marcar en el Mundial de Clubes son Isco y el capitán Sergio Ramos.

El once modelo de Solari

Con la gran duda de Casemiro, quien acaba de recuperarse de su última lesión, Marcos Llorente podría continuar en el equipo titular. El mediocentro ha pasado de tener pie y medio fuera del club a demostrar que es un relevo de plenas garantías para el internacional brasileño.

Marcos Llorente, durante el partido contra la Roma. Foto: Twitter (@marcosllorente)

Marcos Llorente, durante el partido contra la Roma. Foto: Twitter (@marcosllorente)

Pese a que Solari ha ido moviendo las piezas y dando minutos importantes a jugadores como Odriozola o Dani Ceballos, tiene un once modelo en el que Lucas Vázquez ha ganado la partida a Asensio e Isco. Además, después de un calvario con las lesiones en la zaga, el argentino podrá alinear a la defensa de gala ante el conjunto nipón. El que continuará estando bajo los tres palos es Thibaut Courtois, el portero de la 'era Solari'.

El Kashima, sin complejos

Una ves conseguido el billete para las semifinales del Mundial de Clubes, el equipo japonés afrontar el encuentro contra el vigente campeón con confianza y ganas. El Kashima Antlers se caracteriza por llevar a sus rivales a un estado alto de desgaste físico. Go Oiwa, técnico de los nipones, cree que pueden dar la sorpresa y para ello implantarán un ritmo alto al partido.

La mano del mítico Zico se hace notar en el Kashima con un toque brasileño en el que destacan el goleador Serginho y Leandro, extremo izquierdo del equipo. Este último podría dejar su hueco en el once a Hiroaki Abe, un joven de 19 años que ya demostró en cuartos que puede y quiere ser importante. Los japoneses llegan con las bajas por lesión del mediocentro Kento Misao y del delantero Yuma Suzuki. Además, Atsuto Uchida está 'tocado' y podría ser sustituido por Daigo Nishi.

Kashima Antlers - Real Madrid

Kashima Antlers: Sun-Tae Kwon, Uchida o Nishi, Seung-Hyeon Jung, Gen Shoji, Shuto Yamamoto, Yasushi Endo, Ryota Nagaki, Leo Silva, Leandro, Serginho y Shoma Doi.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Marcos Llorente, Modric, Kroos; Lucas Vázquez, Bale y Benzema.

Hora: 17:30 horas - La 1 / EL BERNABÉU.

Árbitro: Wilton Pereira Sampaio (Brasil).

Información: Partido correspondiente a la semifinal del Mundial de Clubes 2018 que se disputará en el estadio Zayed Sports City Stadium (Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos).

[Más información: Diez curiosidades del Mundial de Clubes: el último reto del Real Madrid]