Modric, Balón de Oro del Mundial de Clubes 2017

Modric, Balón de Oro del Mundial de Clubes 2017

Fútbol MUNDIAL DE CLUBES

Modric cierra el círculo en el Mundial de Clubes

El Real Madrid está en Dubai desde el pasado domingo y este miércoles debutará allí mismo en el Mundial de Clubes. Lo hará contra el Kashima y en las semifinales de la competición. Será el tercer año consecutivo que el club blanco compita y tiene el objetivo de ser el primero de la historia en conseguirlo por tercera vez seguida.

El escenario es el mismo que el de la edición pasada y aquel entonces el Madrid se encontró con el Al Jazira y el Gremio en su camino hacia el título. El gran protagonista del conjunto blanco sería Luka Modric. El croata se llevó el Balón de Oro del Mundial de Clubes que reconoce al mejor jugador del torneo. Lo hizo por delante de su por aquel entonces compañero, Cristiano Ronaldo. Un presagio de lo que estaba por venir para Modric durante el 2018.

Doce meses de premios para Modric

Aquel fue el primero de los títulos individuales que Modric ha levantado en los últimos doce meses. Todo comenzó en aquel Mundial de Clubes y le siguieron el Balón de Oro del Mundial de Rusia, el premio UEFA, el 'The Best' y, por último, el Balón de Oro, entre otros tantos premios. Hace unas semanas redondeó su año con el galardón que entrega France Football y se consumó el fin de la hegemonía de Cristiano Ronaldo y Messi durante la última década.

Luka Modric ofrece el Balón de Oro 2018 al Santiago Bernabéu

Luka Modric ofrece el Balón de Oro 2018 al Santiago Bernabéu EFE

El fin del reinado de Cristiano acabó en aquel Mundial de Clubes y comenzó el de Luka Modric. Pero las celebraciones se acabaron cuando Modric ofreció el Balón de Oro el pasado sábado a la afición en el Santiago Bernabéu antes del partido del Rayo. Toca pensar en lo que viene y este miércoles en Dubai Modric inicia el camino al que espera que sea otro gran año para él y para el Real Madrid.

El Mundial de Clubes debe ser el primer título que levante el Real Madrid en la temporada (tras caer en la pasada Supercopa de Europa) y el primero de la era Solari en el banquillo. El club blanco no debe pasar por alto esta competición y es que más allá de agregar otro título a sus vitrinas es la mejor oportunidad para reivindicarse ante el dubitativo momento que atraviesa el equipo. Una alegría para recuperar el cariño de la afición que le dio la espalda al equipo en los últimos partidos ante la imagen ofrecida.

Luka Modric rodeado de jugadores del Rayo Vallecano durante el partido

Luka Modric rodeado de jugadores del Rayo Vallecano durante el partido EFE

Modric, de menos a más

Modric llega a la cita particularmente bien. La dura resaca por el Mundial de Rusia que tuvo que atravesar durante los primeros meses de la temporada está ya olvidada. Fisicamente ha mejorado mucho y viene en una dinámica ascendente. El croata está yendo de menos a más y eso el equipo lo debe empezar a notar. Su rendimiento ha mejorado en los últimos partidos y tras el Mundial de Clubes y el parón navideño tiene que ser uno de los que tire del carro.

Solari necesita a su '10' en el Mundial de Clubes. Una competición con la que Modric guarda una especial relación y es que dos años atrás conseguía también el Balón de Plata de la competición, por detrás de Cristiano. Un año después se cambiaban los papeles el croata y el luso y ahora Modric regresa a tierras árabes para empezar un nuevo ciclo ganador y cambiar el rumbo de un equipo que debe empezar a afianzar los métodos de Solari.

[Más información: Modric, contra Simeone: "Tiene la necesidad constante de menoscabar al Madrid"]