En las últimas temporadas, el Real Madrid ha contado con una plantilla que le ha permitido hacer todo tipo de cambios en los onces titulares que permitían que sus jugadores fueran rotando sin que el equipo notara un bajón en el rendimiento. Esto hizo que el equipo entrenado por Zinedine Zidane cosechara tantos éxitos.

Noticias relacionadas

Sin embargo, siempre hubo un punto débil en el equipo: las lesiones de CasemiroEl brasileño era el puntal defensivo del equipo en el centro del campo y no contaba con un recambio claro en la plantilla. Esto hacía que, cada vez que el centrocampista se lesionaba, el Real Madrid temblara.

Sin embargo, esta temporada la situación ha cambiado totalmente. Si bien a principio de temporada parecía que el panorama era el mismo, Santiago Solari ha conseguido dar con la tecla que, curiosamente, estaba en la propia plantilla merengue. Marcos Llorente ha hecho en los últimos partidos en los que su compañero no ha estado presente, su ausencia no se haya notado. A pesar del largo tiempo de inactividad, el canterano ha rendido a gran nivel y ha hecho que la baja de Casemiro, aún siendo importante, no haya sido tan grave como podría haber sido en el más de un mes que no ha estado con el resto del equipo.

Con la explosión de Marcos Llorente, Solari puede tener tranquilidad y no tener prisa con la vuelta de Casemiro. El centrocampista carioca se ha recuperado y está listo para volver a los terrenos de juego, pero el técnico argentino pude ir incluyéndole poco a poco en el equipo y evitar así una recaída de su futbolista.

Casemiro y Cristo durante el entrenamiento

Fuera de la convocatoria ante el Rayo

Este sábado, el Real Madrid se enfrenta al Rayo VallecanoEl conjunto blanco necesita la victoria para acabar el año en La Liga de la mejor manera posible y no alejarse más del liderato de la tabla de clasificación en la competición doméstica. En otra campaña, la presencia de Casemiro sería incuestionable, pero en esta ocasión la situación es diferente.

Ante el Rayo, el centrocampista podía volver a tener minutos una vez que ya había superado su lesión. Sin embargo, una vez más el titular volverá a ser Marcos Llorente. Frente a los de Míchel el canterano será por quinto partido consecutivo, una situación que hace solo unos meses parecía del todo imposible.

Solari no ha querido arriesgar con Casemiro y le hará volver poco a poco. Quiere contar con el carioca en el Mundial de Clubes que la entidad de Concha Espina comenzará a disputar el 19 de diciembre. El brasileño cogerá el ritmo en los enternamientos para llegar en perfecto estado al torneo, donde podría disfrutar de los primeros minutos tras su lesión.

Marcos Llorente, en el Huesca - Real Madrid de La Liga

Una solución de cara al futuro

Sin embargo, más allá de los próximos compromisos, Solari cuenta con una solución de cara al futuro. El buen rendimiento de ambos futbolistas hace que el extécnico del Castilla tenga la solución perfecta para el mediocentro para lo que resta de temporada.

Una vez que cuenta con los dos futbolistas en la plantilla totalmente sanos, Solari puede ir rotando a ambos para evitar que, en la medida de la posible, caigan lesionados. Además, más allá de las posibles molestias físicas, podrá ir rotando a ambos para evitar el agotamiento de los futbolistas y que lleguen de la mejor manera posible al final del curso.

Además, también se le abre una nueva alternativa para plantear los partidos. Alineando a ambos juntos puede darle al equipo un toque más físico cuando la situación lo requiera. Ya en Huesca ocurrió algo parecido y Solari no dudó en juntar a Marcos Llorente y Fede Valverde en la medular. Por ello, lejos de ser una complicación para Solari, poder contar con estos dos futbolistas es una bendición.

[Más información: Horario internacional y dónde ver el Real Madrid - Rayo Vallecano]