Florentino Pérez, durante el acto en el palco de honor

Florentino Pérez, durante el acto en el palco de honor

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Florentino Pérez: "No hay autocomplacencia, el desafío es una nueva Champions"

Noticias relacionadas

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, declaró este miércoles que su club está "viviendo una época dorada" y apuntó que "no hay ningún atisbo de autocomplacencia" y tienen el "desafío de lograr una nueva Copa de Europa" esta temporada con Santiago Solari de entrenador.

El Real Madrid afronta este miércoles el último partido de la fase de grupos de la actual edición de la Copa de Europa frente al CSKA Moscú.

"Este estadio ya está preparado para que cuando esta noche suene el himno de la competición los madridistas de todo el mundo sientan algo especial. El Real Madrid y la Liga de Campeones forman una alianza eterna que nace en 1955 cuando Santiago Bernabéu y el diario francés L'Equipe crearon una competición que transformó la historia del fútbol", dijo Florentino.

"No se entendería la historia del fútbol sin la Copa de Europa y sin el Real Madrid. Cada temporada es nuestro mayor desafío y conquistarla es lo que queremos los que tenemos este desafío", confesó.

Real Madrid celebrando la Liga de Campeones

Real Madrid celebrando la Liga de Campeones EFE

El presidente del Real Madrid valoró el primer puesto de la fase de grupos en la Liga de Campeones y recordó que el club ha "superado 27 fases de grupos, todas las que ha participado".

"Es el único club que lo ha conseguido. Somos un club que no se rinde jamás y su ambición por ganar es parte del código de valores del Real Madrid", subrayó.

"Estamos viviendo una época dorada y no hay ningún atisbo de autocomplacencia. Juntos seguiremos trabajando, alimentando este mito y esta leyenda para que la historia siga siendo interminable", concluyó el presidente del Real Madrid, que presentó el libro 'La Decimotercera. Una historia interminable'.

[Más información enNochevieja de Champions para el Madrid ante el CSKA: rotaciones con el orgullo en juego