Mauro Icardi ha tenido un fin de semana de lo más movido. Primero, celebró el cumpleaños de su pareja, Wanda Nara, junto a varios compañeros de equipo, tal y como ha informado La Gazzetta dello Sport. Después, el domingo, acudió al Santiago Bernabéu para presenciar la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors, de la cual acabaron saliendo como flamante vencedores los millonarios.

Noticias relacionadas

El delantero argentino acudió a ver el superclásico después de haber sido invitado por la propia Conmebol. Una invitación que ha traído sus consecuencias con el Inter de Milán. En el conjunto neroazzurro no ha sentado nada bien que con la continuidad en la Champions League en juego -este martes se decide si están en octavos de la máxima competición continental o se tienen que conformar con la Europa League-, el futbolista se desplazase hasta la capital de España para ver el gran partido del fútbol sudamericano.

Desde el propio medio transalpino señalan que no saben si es del todo apropiado que a menos de 48 horas para disputar el partido definitivo de la Champions contra el PSV, Icardi se fuese hasta Madrid y, además, después de una celebración como la del cumpleaños de su mujer.

Vinculación con el Real Madrid

Desde el pasado año el nombre de Mauro Icardi es colocado en la órbita del Real Madrid como posible refuerzo de la delantera. El propio futbolista ha jugado al despiste desde entonces. De señalar que valorarán las ofertas cuando llegue el momento a proclamar su fidelidad al Inter semanas después.

Icardi celebra un gol con el Inter Reuters

Mientras su mujer y representante, la siempre polémica Wanda Nara, ha comentado recientemente que pese a que Icardi "siente mucho los colores del Inter", llegará el momento en el que quiera ganar los grandes premios individuales y ahí deberá cambiar de aires.

[Más información: Wanda Nara y la renovación de Icardi: "Prefiero Milán a Madrid, Londres o París"]