Estadio Santiago Bernabéu.

Estadio Santiago Bernabéu. REUTERS

Fútbol COPA LIBERTADORES

Los vuelos a Madrid para la final de la Libertadores ya superan los 1.000 euros

Son más de 10.000 kilómetros los que separan el estadio Monumental y el Santiago Bernabéu, sede inesperada de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors. Tras varios días de incertidumbre será el feudo del Real Madrid el que acoja el superclásico argentino, una cita que nadie quiere perderse, ni siquiera los miles de argentinos que están dispuestos a cruzar el charco.

Y no será barato, ya que el precio medio de un vuelo desde Buenos Aires hasta Madrid para ver el tan esperado encuentro supera los 1.000 euros, con una escala de varias horas. Quien quiera volar a Madrid directamente tendrá que desembolsar el doble. Aun así, las cuatro cifras no parecen haber frenado a los argentinos, que han acudido en oleada a las oficinas de turismo para asegurarse su presencia el próximo 9 de diciembre.

Tanto es así que a día de hoy, cuando todavía no han pasado ni 24 horas del anuncio oficial de la sede de la final, se ha colgado el cartel de 'no hay billetes', según ha confirmado Ramón Puerta, embajador argentino en España:  "Las agencias de turismo tienen agotados sus pasajes. Aerolíneas y Air Europa ya no tienen vuelos. Los van a reforzar", aseguró Puerta.

"El Santiago Bernabéu se va a quedar pequeño"

Pero los boletos para volar a Madrid no solo se han agotado en Argentina, ya que otros países limítrofes también se han visto desbordados: "Se están agotando también desde Montevideo, San Pablo y Lima".

Aun así, Puerta cree que pese a los miles de kilómetros que hay entre Buenos Aires y Madrid, las gradas del Santiago Bernabéu se quedarán pequeñas para acoger la final: "Esperamos muchísimos argentinos por las calles de Madrid. El estadio va a quedar pequeño con la gran expectativa que hay", reconoció.

En cuanto a la posibilidad de que se vuelvan a repetir incidentes como los que tuvieron lugar en las inmediaciones del Monumental de River, Ramón puerta confía en las fuerzas de seguridad españolas: "Me reuní con las filiales de River y Boca de Madrid para trabajar con los hinchas. De los barras se va a ocupar la seguridad de España, que muy bien trabaja en esos temas", comentó el embajador.

[Más información: Las peñas de River y Boca en Madrid, enfrentadas por la final en el Bernabéu]