Bale, en un partido del Real Madrid

Bale, en un partido del Real Madrid Reuters

Fútbol REAL MADRID

Bale demuestra ser el líder del Real Madrid en la Champions

Noticias relacionadas

Gareth Bale volvió a ser protagonista en la Champions League. El idilio que mantiene el Real Madrid con la máxima competición continental parece haberse trasladado al extremo galés también. En cinco partidos esta temporada, el '11' blanco acumula tres dianas y dos asistencias. Unos números que le convierten en uno de los futbolistas más importantes del plantel, sino el que más, y que también le encumbran como un jugador de garantías en el conjunto merengue.

'El Expreso de Cardiff' hacía el primero ante la Roma -en el partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la máxima competición continental a nivel de clubes- encaminando el partido hacia la victoria y, por ende, al primer puesto de su grupo. Los blancos se fueron al descanso en El Olímpico con tablas en el marcador. Sin embargo, nada más empezar la segunda parte, Bale se erigía como líder y batía a Olsen.

Tras el pitido final de Clément Turpin, el Real Madrid conseguía colarse en los octavos de final de la Champions League como primero de grupo. Un objetivo claro al inicio de la temporada y que se ha logrado a falta de una jornada para el final de la fase de grupos. Los jugadores merengues, al igual que los componente de la escuadra giallorossa, saltaron al terreno de juego con la seguridad de tener en sus respectivos bolsillos el billete para los octavos después de la victoria del Viktoria Pilsen contra el CSKA.

De las críticas al liderazgo

En las últimas semanas, el internacional galés se había convertido en el blanco de las iras y de las críticas. Pero Gareth Bale continúa viviendo su sueño de niñez y aún está dispuesto a desoír todos esos rumores que le colocan fuera del Santiago Bernabéu porque todavía quiere ganarse al madridismo.

Gareth Bale dirige el balón en una contra ante la Roma

Gareth Bale dirige el balón en una contra ante la Roma REUTERS

Las críticas, al igual que los rumores sobre un futuro lejos de la casa blanca, han sido una constante en la carrera del futbolista desde que aterrizase en el conjunto de Concha Espina. En especial ha sido durante los dos últimos veranos cuando su nombre ha sido colocado con fuerza en la órbita del Manchester United. Incluso a lo largo de este curso, se ha hablado en Inglaterra de un movimiento del galés a Old Trafford en la ventana de transferencias del periodo estival.

Sin embargo, Gareth Bale está demostrando en el terreno de juego que los números le salen. Mientras que a su compañero en ataque, el francés Karim Benzema, le están saliendo unas cifras redondas en la 2018/2019, el futbolista de Cardiff progresa adecuadamente para ser ese líder que ya dijo que quería ser tras la pasada final de la Champions contra el Liverpool en Kiev. Encuentro en el que fue el MVP y en el que marcó un golazo de chilena que ya es historia de la competición.

Mejorar su mejor temporada en el Real Madrid

El gran reto del galés durante el presente curso es superar su mejor campaña desde que viste la elástica madridista. En la 2018/2019, Bale acumula 6 goles y cinco asistencias en 17 encuentros en los que ha participado. A nivel de pases de gol a sus compañeros ya ha superado su marca de la 2016/2017 y está a solo una de la campaña anterior -la 2017/2018-.

Gareth Bale celebra su gol ante la Roma

Gareth Bale celebra su gol ante la Roma EFE

Su punto de mira está en superar los 22 tantos y 12 asistencias que firmó en su primera temporada en el club blanco, la 2013/2014. Sin Cristiano Ronaldo, el equipo busca líder y Gareth Bale ha demostrado en la competición continental que está más que preparado para asumir este rol. Además, el extremo cuenta con el beneplácito de un Solari que ya le ha mandado varios mensajes para que sea precisamente él el que tire del carro de su Real Madrid

[Más información: Bale: "Tenemos un entrenador nuevo y hay que darnos tiempo"]