Solari, durante el Eibar - Real Madrid en Ipurua

Solari, durante el Eibar - Real Madrid en Ipurua Reuters

Fútbol LA LIGA

Las cinco lecciones que debe aprender el Real Madrid de Solari

Noticias relacionadas

El Real Madrid había recuperado el rumbo con la llegada de Santiago Hernán Solari al banquillo del equipo merengue después de la destitución de Julen Lopetegui tras un mes de octubre para el olvido. Cuatro victorias en los primeros cuatro partidos con el técnico argentino a los mandos y parón. Las selecciones se hacían con el protagonismo del planeta fútbol y una vez acabados los compromisos de los distintos combinados nacionales volvía La Liga.

El primer compromiso de los blancos tras el parón internacional llegaba este mismo sábado 24 de noviembre. En un horario poco habitual para los madridistas, a las 13 horas daba comienzo el encuentro ante el Eibar. Un duelo que pone fin a la racha del equipo merengue con Solari como entrenador y que ha destapado las vergüenzas de un plantel que quiere dar una alegría a la afición a final de temporada.

Para ello, en el Real Madrid ya han comenzado a hacer autocrítica. Desde Santiago Solari hasta los jugadores que hablaron en zona mixta o a pie de campo, todos y cada uno de ellos saben que no pueden volver a dar una imagen así de pobre. Mientras Varane señalaba al finalizar el duelo que no habían estado unidos, Toni Kroos aseguraba que no habían estado a la altura y Sergio Ramos admitía que había sido un problema de actitud y no físico.

Fueras de juego

Los fueras de juego han lastrado al Real Madrid en Ipurua. Gareth Bale, Karim Benzema o Vinicius Júnior fueron algunos de los futbolistas blancos que cayeron en la infracción. Ocasiones desbaratadas para un equipo que no pudo perforar la meta defendida por Riesgo

Rubén Peña Jiménez lucha un balón con el delantero gales del Real Madrid Gareth Bale

Rubén Peña Jiménez lucha un balón con el delantero gales del Real Madrid Gareth Bale EFE

La ocasión más dolorosa fue la de Bale con 0-0 en el marcador. El extremo galés conseguía marcar, pero el tanto fue anulado después de la revisión del VAR. Minutos después, sucedía lo mismo en el otro área. Pero en esta ocasión, el videoarbitraje demostró que no había fuera de juego de los futbolistas del conjunto armero.

Presión del Eibar

Mendilibar planteó a conciencia el partido. Presión alta para asfixiar la salida del balón del Real Madrid. Algo que funcionó a la perfección desde el primer minuto para los locales. La defensa se veía en problemas, pero el centro del campo no conseguía hilar jugadas. Ni Kroos ni Dani Ceballos eran capaces de crear juego y el dominio recaía en los futbolistas del Eibar.

Errores defensivos

Si hay algo que el conjunto blanco debe solucionar cuanto antes son los fallos en labores defensivos. A lo largo de toda la temporada, estos errores han hecho mucho daño al equipo, hasta el punto de haber encajado 19 goles en los 13 primeros partidos del campeonato doméstico. Odriozola tuvo un error de bulto en el segundo gol de los armeros, pero Sergio Ramos también protagonizó varios fallos. De no ser por Courtois, el resultado podría haber sido histórico.

Nadie tiró del carro

Un líder. El Real Madrid necesita un líder. Las famosas declaraciones de Asensio y tirar del carro han puesto aún más de relieve precisamente este problema: el conjunto blanco pide a gritos un jugador que se eche a la espalda al equipo. Desde la salida de Cristiano Ronaldo se espera que alguien dé el paso adelante que tanto necesitan. Bale estaba llamado a ser el líder, pero no atraviesa por su mejor momento y en Éibar firmó un partido gris.

Pero no solo el extremo galés. Sergio Ramos, Modric, Kroos, Marco Asensio o Benzema tampoco tiraron del ya famoso carro. Ni siquiera Isco Alarcón, que entró de refresco, tiró de galones para convencer a Solari e ir haciéndose así con un hueco en el once inicial del Real Madrid.

El Plan B no tuvo margen

Un equipo no son solo once jugadores. Solari ya lo ha dejado claro en varias ocasiones, los futbolistas que ingresan en el terreno de juego pueden ser clave para revolucionar un partido que se ha puesto cuesta arriba. Pero en esta ocasión no ha sido así.

Odriozola se marcha lesionado en el encuentro frente al Eibar

Odriozola se marcha lesionado en el encuentro frente al Eibar

El primero de los cambios fue obligado. Carvajal entró al campo por la lesión de Álvaro Odriozola. En el minuto 63 fue Isco el que ingresó en el verde por Luka Modric, mientras que el tercer y último cambio fue el de Vinicius por Marco Asensio en el 74 de partido. El brasileño lo intentó, pero sin tiempo. Los cambios, en un partido que se pone tan a la contra, deben ser antes. Una lección que habrá aprendido este sábado Solari.

[Más información: Ramos: "Físicamente no andamos mal, es más falta de actitud de los jugadores]