Según publicó Der Spiegel este viernes, Sergio Ramos tuvo dos incidentes en controles antidopajes. Tanto la UEFA como la AEPSAD decidieron cerrar inmediatamente los casos. La información, desvelada por Football Leaks, también hacía referencia a que fue la propia UEFA la que dio el visto bueno al tratamiento médico al que había sido sometido el jugador del Real Madrid antes de la final de Cardiff

Noticias relacionadas

El domingo 4 de junio de 2017, un día después la final de la Champions que dio al Real Madrid su duodécima Copa de Europa ante la Juventus, el laboratorio de control antidopaje en Seibersdorf, ciudad austriaca situada al sur de Viena, recibía la muestra de orina del andaluz tomada tras el partido en la que daba el supuesto positivo. Sin embargo, la UEFA decidió archivar el caso tras escuchar la versión del médico del Real Madrid

Fue el propio doctor blanco el que explicó a la UEFA que Sergio Ramos había recibido dos inyecciones de dexametasona en la rodilla y el hombro el día antes del partido. Esta versión fue admitida por UEFA y decidió archivar el caso. El médico debería haber avisado antes al máximo organismo del fútbol continental, sin embargo asumió su culpa y el caso se cerró. 

El jugador Sergio Ramos durante el partido contra el Valladolid.

Conclusión: Ramos no violó las reglas antidopaje

Football Leaks asegura también que existe otro caso en el que Sergio Ramos se duchó antes de pasar la prueba de la Agencia Española Antidopaje (AEPSAD) el 15 de abril de 2018. El control fue tras el encuentro que midió al Real Madrid ante el Málaga y, según Der Spiegel, el club blanco recibió una carta de la AEPSAD el pasado 21 de septiembre.

Finalmente, la Agencia Española Antidopaje aseguró a EIC (European Investigative Collaborations) que "el caso no proporcionó ninguna indicación de que se haya violado una regla antidopaje". Por tanto, ni Sergio Ramos ni el Real Madrid han sido sancionados de forma alguna por los incidentes revelados por Football Leaks y que fueron archivados en su momento por la UEFA y la AEPSAD.

El Real Madrid ha salido al paso de estas informaciones con un comunicado. El conjunto blanco defiende a su capitán y niega rotundamente que Ramos haya incumplido en alguna ocasión la normativa de control antidoping:

"En relación a la información publicada por Der Spiegel referente a nuestro capitán Sergio Ramos, el club manifiesta lo siguiente:

1. Sergio Ramos nunca ha incumplido la normativa de control antidoping.

2. UEFA solicitó información puntual y cerró el asunto referido inmediatamente, como es habitual en estos casos, tras la verificación de los propios expertos de la agencia mundial antidopaje, AMA, y de la propia UEFA.

3. Sobre el resto del contenido de la mencionada publicación, el club no se pronuncia ante la evidencia de lo insustancial de la misma".

La misma línea ha seguido el comunicado del máximo organismo del fútbol europeo. "La UEFA rechaza enérgicamente las acusaciones infundadas de que ha ocultado resultados positivos de dopaje. Todos los casos de control de dopaje de la UEFA se llevan a cabo de conformidad con el Código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA). La UEFA ha informado tanto a la AMA como a la FIFA de todos los casos requeridos por el Código de la AMA y la UEFA ha proporcionado toda la información detallada, informes de expertos y evidencia durante el manejo de dichos casos", explican.

La AMA, en defensa de la UEFA

La Agencia Mundial Antidopaje también ha querido dar su versión de los hechos y ha negado que se cometieran irregularidades. La AMA ha ha defendido que la UEFA había "actuado de acuerdo a las directrices". Además, el propio organismo del fútbol europeo también ha querido rechazar "enérgica y categóricamente las acusaciones infundadas de que ha ocultado resultados positivos de dopaje", por lo que toda la polémica ha quedado aclarada.

Pero, por si quedara alguna duda, que la AMA y la FIFA no presentaran ningún tipo de apelación al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) acaban con todas las dudas posibles. Ambos organismos tienen derecho a recurrir ante este tribunal si no están de acuerdo con cualquier decisión tomada por la UEFA sobre asuntos de control antidopaje.

Otros casos similares

Sergio Ramos se habría infiltrado dexametasona, un corticosteroide habitual en el mundo del fútbol para tratar la inflamación de las articulaciones, especialmente en las rodillas aunque también se usa generalmente para los hombros.

La filtración sobre el supuesto positivo del sevillano se parece mucho a la que el grupo de hackers ruso Fancy Bears realizó apenas un mes después de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y en la que acusaban de dopaje encubierto a muchos de los grandes deportistas mundiales.

En concreto, Fancy Bears aportaba documentación, entre otros, de la gimnasta estadounidense Simone Biles, quien habría ofrecido trazas de un neuroestimulante prohibido por la AMA pero para el que tenía una exención médica de la Organización Mundial Antidopaje. Igualmente acusaba a las hermanas Williams, las tenistas Venus y Serena, de utilizar una larga lista de prodcutos prohibidos con exención médica aunque nunca arrojaron ningún resultado positivo.